25 de enero de 2021
26 de noviembre de 2020

Aranda y Miranda piden a la Junta que a la hora de adoptar medidas, éstas no se apliquen a toda la provincia

BURGOS, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las alcaldesas de las localidades burgalesas de Aranda de Duero y Miranda de Ebro, Raquel González y Aitana Hernándo, han solicitado a la Junta que a la hora de tomar medidas, bien restrictivas o de desescalada, las mismas se apliquen por Zonas Básica de Salud o municipios, pero en ningún caso para toda la provincia.

Ambas regidoras así se lo han hecho saber, vía misiva, al consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, al que trasladan la necesidad de que la referencia geográfica que debe establecerse a la hora de aplicar medidas o iniciar el proceso de desescalada de las mismas debe ser la Zona Básica de Salud o el municipio y no, en ningún caso, la provincia.

En el caso concreto de la provincia de Burgos, recuerdan que tanto la ciudad de Miranda de Ebro como la ciudad de Aranda de Duero fueron perimetradas debido a la incidencia de casos que en ellas se daba, sin que dicho perimetraje influyera en el resto del territorio burgalés.

Ahora, entienden que si la situación epidemiológica de la provincia de Burgos es negativa, las medidas para corregirla deben de aplicarse en aquellos núcleos de población que se encuentren más afectados, del mismo modo que se hizo en sus respectivas ciudades.

"El impacto en la economía y en sectores tan sensibles como la hostelería o los centros deportivos de las medidas sanitarias aplicadas, y a aplicar, hace necesario el estudio de las mismas y la consideración de las situaciones epidemiológicas de cada ciudad o zona básica de salud", concluyen ambas regidoras.