22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    'Bashtata', una comedia de enredo y reconciliación en torno a la pérdida

    'Bashtata', una comedia de enredo y reconciliación en torno a la pérdida
    El actor Ivan Savov y el dialoguista Decho Taralezhkov presentan la película 'Bashtata' en la 64 Seminci.SEMINCI

    VALLADOLID, 21 Oct. (ERUOPA PRESS) -

    'Bashtata' (The father) se ha proyectado este lunes en la 64 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid después de haberse hecho con el máximo galardón en Karlovy Vary. Dirigida por los directores búlgaros Petar Valchanov y Kristina Grozeva, esta comedia gira en torno a la confusión que domina la relación entre un padre y un hijo tras la pérdida de la madre. Ahora, sin intermediaria, ambos deben apañárselas para evitar que sus vínculos descarrilen.

    El enredo comienza con una situación que surgió de la experiencia real de los directores durante el funeral de la madre de Valchanov, donde una vecina aseguró que había recibido varias llamadas de la difunta, la misma vivencia que tiene en la ficción Vassil, interpretado por Ivan Savov, para quien el papel de padre fue escrito 'ex profeso'.

    En este sentido, el propio actor ha afirmado durante la rueda de prensa posterior a la proyección de la cinta que ya ha entablado una relación de amistad con los directores, ya que esta es la tercera película en la que participa bajo su batuta.

    Además, ha reconocido que se siente cómodo en el límite entre el drama y la comedia, en el que también se sitúa el filme, y confía en habérselo transmitido al público a través de sus propios métodos.

    "El guion no estaba del todo cerrado y eso me permitió improvisar", ha confesado. De hecho, opina que los guiones herméticos son "tonterías" y ha destacado la libertad interpretativa como una de las grandes ventajas de trabajar con un equipo liderado por Valchanov y Grozeva.

    Una afirmación con la que ha coincidido el dialoguista de la película Decho Taralezhkov, quien considera que la parte más interesante de un guion abierto es que permite a los actores dar "rienda suelta" a su creatividad.

    Precisamente, lo que hace el personaje de Savov, quien tras el fenómeno paranormal de las llamas de teléfono, emprende un viaje a fin de entrevistarse con un reputado parapsicólogo y traslada la acción del hogar familiar a la campiña búlgara, transformado la inicial 'sitcom' en una ajetreada 'road movie' con guiños tiernos pero también dolorosos.

    Además, Savov, que da vida a ese padre crédulo, distanciado de un hijo escéptico, cuya relación choca tras la muerte de la madre, ha invitado, lejos de descifrar la moraleja de la película, a que cada espectador "saque su propia interpretación de la historia y le de su propio sentido acorde a su experiencia".