22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 30 de diciembre de 2008

    Cerca de diez mil personas han visitado el Belén de la Diputación de Valladolid inspirado en el Egipto de los faraones

    VALLADOLID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Alrededor de 10.000 personas han visitado hasta el momento el Belén Bíblico Monumental ubicado en la Sala de Exposiciones de la Diputación de Valladolid en el Palacio de Pimentel, según los datos facilitados a Europa Press por fuentes de la institución.

    El Belén Bíblico Monumental se puede visitar hasta el próximo 6 de enero de 11 a 14 y de 17 a 21 horas los días laborales y de 11 a 14 horas los domingos y festivos, aunque el día 1 permanecerá cerrado.

    El Belén, de más de 160 figuras, está inspirado en el fabuloso Egipto de los faraones y rememora en diferentes escenas bíblicas el misterio.

    La Asociación Belenista Castellana ha sido la encargada del montaje de este Belén junto con la la colaboración de miembros y simpatizantes de esta asociación, integrada por 150 familias.

    El Belén recre varios escenarios cuyo hilo conductor en es río Nilo. Así, el primero de los escenarios es uno de los más bellos templos de la época ramésida, Karnac, complejo de construcciones de carácter sagrado levantado a lo largo de varios siglos y del que destaca su sala hipóstila; en sus proximidades discurren las aguas del Nilo, en cuyo embarcadero podremos contemplar un barco real funerario.

    También a orillas del río, un poco desplazado, se encuentra el gran templo votivo de Abú Simbel, tallado en la roca durante el reinado de Ramsés II, que se representó a sí mismo en los cuatro magníficos colosos que flanquean la entrada.

    Otro elemento destacado es la gran avenida de las Esfinges, camino sagrado que une Karnac con Luxor, santuario este último convertido en templo de Amenofis III, en el que podremos contemplar dos estatuas colosales y dos altísimos obeliscos, símbolos del sol y de la fertilidad masculina y femenina. Al fondo de este templo se halla otro embarcadero con falúas y barcos de pesca.

    Otro escenario es el gran desierto que se extiende tras el oasis y del que emergen, impotentes, las pirámides de Giza, construcciones funerarias de los faraones de la IV Dinastía, Keops, Kefrén y Mikerinos. Éste ha sido el espacio elegido para situar la gran cabalgata de los Reyes Magos.

    Sigue luego su pequeño promontorio sobre el que se alzan las ruinas de Kartassi, con sus capiteles hathóricos, lugar en el que se ha representado el Nacimiento de Dios, y se termina contemplando el valle de los Reyes, lugar elegido por Tutmosis I para emplazar su propio monumento funerario y en el que continuaron enterrándose sucesivos faraones del Imperio Nuevo hasta la XX Dinastía, en cámaras excavadas en la ladera, y que nosotros hemos utilizado para colocar una tienda beduina -"jaima"-, que acoge en su interior "la Anunciación a los pastores de la Buena Nueva", escena con la que concluye la representación.