20 de septiembre de 2019
17 de octubre de 2009

Cientos de burgaleses de El Campo de Muñó se manifiestan para exigir el enganche a la red de aguas de Burgos

BURGOS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cientos de burgaleses, provenientes de la comarca de Campo de Muñó, se manifestaron hoy en la capital burgalesa ante las puertas del Ayuntamiento de la ciudad para exigir el enganche a la red de abastecimiento de agua de la capital burgalesa de todos los pueblos de la zona de Muñó.

Bajo el lema de 'Agua ¡Ya! Para El Campo de Muñó', los manifestantes, que portaron banderas castellanoleonesas y varias pancartas reivindicativas, pidieron ante las puertas del Consistorio burgalés "que cumpla con su compromiso de permitir el enganche".

Según aseguró la Coordinadora de para el abastecimiento de agua de la Mancomunidad de El Campo de Muñó y representantes del Partido de Castilla y León (PCAL), presentes en la manifestación, el problema surge por el incumplimiento de unos acuerdos firmados por el Ayuntamiento de Burgos hace años.

Mediante esos documentos, el Consistorio burgalés se comprometía a permitir este enganche de los municipios de la zona de Muñó. Para ello, se construyó una red de distribución desde la comarca afectada hasta las instalaciones de la capital burgalesa, con una inversión superior a los 24.000.000 euros.

Una vez finalizada la construcción, el Consistorio burgalés se echó para atrás en los convenios, asegurando que la conexión de todos estos municipios a la red de la capital pondría en riesgo las garantías de abastecimiento de los habitantes de Burgos.

A todo esto, hay que añadir que la Confederación Hidrográfica del Duero, según explicaron representantes del PCAL, "no consigue tampoco llegar a un acuerdo satisfactorio con el Consistorio de Burgos" y por ello decidió la construcción de una nueva potabilizadora "que no solventará el problema, ya que la calidad del agua que podrá suministrar será de peor calidad, al provenir de los residuos industriales de varios polígonos".

Esta manifestación se ha producido después de los últimos encuentros que los representantes mancomunados y el equipo de Gobierno local mantuvieron en los meses de verano. Unas reuniones de las que no salió ningún compromiso municipal, ya que el alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, reiteró su postura "velando por los intereses de los vecinos de la capital".

Para los representantes de la mancomunidad, "la solución pasaría por un triple compromiso entre Ayuntamiento de Burgos, Confederación Hidrográfica y Mancomunidad de Muñó, a través del que se permitiría el enganche a la red de abastecimiento de la capital burgalesa, a la vez que la confederación se comprometiese a realizar un estudio para aumentar las instalaciones de la depuradora de aguas de Burgos que permitiese el aumento de la capacidad y del tratamiento de aguas".