1 de junio de 2020
7 de abril de 2020

Dos segovianos y la empresa Aizink impulsan una iniciativa solidaria para ayudar al comercio

Dos segovianos y la empresa Aizink impulsan una iniciativa solidaria para ayudar al comercio
Rubén (dcha) y Carlos (izda) en el vídeo de promoción de la iniciativa #CuandoEstoPase. - CUANDO ESTO PASE

SEGOVIA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Rubén Herrero y Carlos Gómez son dos amigos segovianos que, pese a la distancia a la que se encuentran, el primero vive en Londres y el segundo en Santiago de Compostela, han unido fuerzas y han lanzado, junto a la empresa Aizink, la plataforma #Cuandoestopase, una iniciativa ciudadana y solidaria que, basada en un sistema de venta anticipada, permite acceder a productos o servicios que el ciudadano paga previamente y que podrá disfrutar una vez concluya la crisis de emergencia sanitaria.

La idea surge de "la sensibilidad entorno a la situación que estamos viviendo y de cómo está afectando a nuestro entorno más próximo", afirma Rubén Herrero en declaraciones a Europa Press, y en cómo amigos y familiares que se han visto obligados a echar el cierre de sus negocios debido al decreto del Estado de Alarma "han empezado a pasar dificultades económicas".

Se trata de una iniciativa totalmente ciudadana y solidaria. Partieron sin redes de apoyo ni recursos propios pero sí con una idea, que inicialmente nombraron 'Bono vecino' y cuyo objetivo era ayudar a pequeñas empresas y autónomos a sobrellevar la crisis a través de las compras anticipadas de sus clientes habituales.

De esta manera, empezaron a recabar apoyos y contactaron con diversas plataformas de crowdfunding y con empresas privadas que perseguían también poner en marcha proyectos solidarios. Todo con el objetivo de recibir orientación y ayuda, "sobre todo con la parte técnica y legal", recalca el joven.

En ese proceso fue cuando contactaron con Aizink, una empresa de reciente creación dedicada al desarrollo de proyectos empresariales de economía sostenible y que contaba ya con una plataforma, activa desde hace unos días, que compartía los objetivos de los jóvenes segovianos. Es ahí cuando decidieron aunar fuerzas y ayudarles a potenciar la idea.

Rubén Herrero reconoce que en esta situación "el Gobierno y demás administraciones públicas van a tender ayudas a las empresas", pero una vez se levante el decreto de Estado de Alarma y puedan volver a abrir sus negocios, "va a pasar un periodo relativamente largo hasta que se pueda volver a los niveles de consumo anteriores a la crisis" y es esa etapa "la que nos preocupa".

Por ello, #CuandoEstoPase (cuandoestopase.aizink.com) ofrece, mediante un sistema de preventa de bonos, acceso a tiendas de moda, bares y restaurantes, peluquerías y estética, servicios de diseño gráfico e incluso clases particulares de inglés. El usuario realizará un pago por adelantado del producto o servicio que seleccione, que cuenta con un descuento del precio original, y recibirá un cupón a canjear una vez se proceda a la reapertura. De esta manera, toda pyme o autónomo que se inscriba en la plataforma podrá recibir pagos por adelantado y así "generar un colchón económico que permita su supervivencia mientras que el cliente podrá disfrutarlo cuando esto pase".

Según afirma afirma Ángeles Yáñez, representante de la empresa Aizink, es una manera de ofrecer a los comerciantes "una herramienta que les sirva para restablecer el contacto con su red de clientes y tener flujo de caja para poder sobrevivir".

Asimismo, Aizink también está estudiando abrir una línea que funcione en dirección contraria, es decir, que sea el consumidor el que se anticipe en sus compras y también barajan la idea de incorporar al proyecto a asociaciones y fundaciones enfocadas en colectivos vulnerables que han podido perder el empleo como consecuencia de la crisis sanitaria.

Además, las empresas que formen parte del proyecto podrán generar una caja de resistencia solidaria entre ellas. Esto significa que aquellas empresas que generen ciertos niveles de ingresos "podrían contribuir a que otras empresas también incluidas en el proyecto y que no hayan obtenido tantos ingresos pudieran acceder también a estos beneficios", recalca Rubén Herrero.

En estos momentos, ambos jóvenes están inmersos en el proceso de difusión, ya que consideran que esta idea, si no se expande apropiadamente "no va a ayudar demasiado ni resolver el problema". Por ello, están creando una gran red de embajadores para llevar este proyecto a todos los rincones del país. El objetivo es que el grupo de voluntarios sea cada vez más numeroso y colabore realizando los contactos con las entidades de su localidad y, de esta manera, "se genere una red humana colaborativa para que esto tenga más fuerza y sea integrador en todo el territorio".

Esta es una iniciativa sin ánimo de lucro no tiene ningún coste para los negocios que se anuncian y a los que se quiere apoyar de manera desinteresada. El único coste es el derivado de la plataforma de pago PayPal que cobra un porcentaje de las transacciones al comprar los vales.