20 de enero de 2020
3 de junio de 2009

El Grupo de Especialistas en Invasiones Biológicas (GEIB) alerta del impacto del mejillón cebra en Castilla y León

LEÓN, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Especialista en Invasiones Biológicas (GEIB) denunció que el riesgo de expansión del mejillón cebra en Castilla y León es "muy elevado" y destacó las consecuencias de la invasión si no se toman medidas urgentes, según consta en un comunicado del Grupo recogido Por Europa Press.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el próximo 5 de junio, el GEIB alertó a la ciudadanía del "grave" riesgo de expansión de dicha especie en las masas de agua castellanoleonesas e instó al Gobierno regional a poner en marcha medidas para prevenir que se extienda.

En este sentido, el GEIB manifestó su preocupación por el estatus del mejillón cebra en el Embalse del Sobrón (Burgos), desde donde podría ser trasladado de forma "accidental" a otras masas de agua de la Comunidad. La prima cita de la especie en Castilla y León se remonta a 2006, cuando se detectaron ejemplares adultos en este embalse.

Los informes técnicos sobre el seguimiento de la fase larvaria del mejillón cebra en la cuenca del Ebro, realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro en los años 2007 y 2008, certificaron unos valores "muy elevados" de concentración de larvas (todas las fases) en el Embalse del Sobrón, donde ya se confirmó la presencia de mejillón cebra adulto.

Además, estos estudios de la Confederación destacaron la zona burgalesa del Sobrón por ser una de las que presentaron "mayores" densidades en los muestreos.

Las consecuencias ecológicas de la expansión de la especie del mejillón cebra para la globalidad de los ecosistemas acuáticos de Castilla y León, un conjunto de masas de aguas que hacen de la Comunidad una de la "más importantes" reservas piscícolas de España, podrían ser "catastróficas".

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL Y ECONÓMICO

Asimismo, al impacto medioambiental se añaden "importantes" consecuencias económicas por la pérdida de los valores de uso del ecosistema acuático (pesca y otras actividades recreativas, abastecimiento de agua para consumo humano y uso agrícola, producción de energía eléctrica, entre otras) y sanitarias (el mejillón cebra actúa como huésped de Phyillodistomum folium y Bucephalus polymorphus, dos parásitos que afectan a la ictiofauna) así como políticas si la especie llegara a Portugal a través de las cuencas hidrográficas compartidas.

Por ello, el GEIB puso de manifiesto la "necesidad" de adoptar con "urgencia" medidas para "frenar" este proceso de invasión "mucho más" incipiente de lo que se había previsto hasta el momento, y "salvar" así, las restantes masas de agua de Castilla y León y prevenir la aparición de impactos irreversibles.

La organización destacó que en ausencia de medidas los sectores de la pesca deportiva, de la energía y de la agricultura podrían verse "seriamente afectados".

Para frenar la invasión del mejillón cebra el GEIB destacó el papel "fundamental" del sector de la pesca deportiva a la hora de "apostar" por medidas de prevención "contundentes" y solicitar una moratoria de cualquier actividad que suponga movimientos de material y de personas que están en contacto con el agua en el embalse del Sobrón y en todos aquellos tramos libres o cotos situados en la cuenca del río Ebro, ya que cualquier persona o elemento físico "pueden actuar" involuntariamente como vector de transmisión de la especie cuyas larvas apenas miden la décima parte de un milímetro.

La Junta debe "tomar" medidas ya que la prohibición del uso de mejillón cebra como cebo para la pesca no es "suficiente" así como es "ilógico" que las medidas de desinfección previstas sean únicamente de aplicación para la pesca del cangrejo señal y no para otros tipos de pesca en las cuales también se hace uso de equipamientos que pueden actuar como vector para la transferencia involuntaria del mejillón cebra.

El GEIB subrayó además que dichas medidas deberían llevarse a cabo de forma "protocolizada" para "garantizar" así la "perfecta" desinfección de los equipamientos de pesca, además de que el agua utilizada en estos procedimientos no sea vertida bajo ningún concepto a masas de agua o a redes de alcantarillado.

Según las mismas fuentes, el GEIB envió un escrito dirigido a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta para exigir la toma de medidas "urgentes" para "reducir" el riesgo de expansión del mejillón cebra desde el Ebro a otras masas de agua.

Dicho escrito también se remitió a la ministra de Medio Ambiente Medio Rural y Marino, secretario de Estado de Medio Rural y Agua, directora General del Agua, presidentes de las Confederaciones Hidrográficas competentes, diputada foral de Agricultura de la Diputación Foral de Álava y al presidente de la Federación de Pesca y Casting de la Región para alertarles del "riesgo de expansión" de esta especie en Castilla y León.