21 de mayo de 2019
9 de abril de 2010

Hoy se inaugura la planta de Lácteos Flor de Burgos en la que se han invertido 10 millones y creará 27 empleos

BURGOS, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Hoy se inaugurará la fábrica de quesos 'Lácteas Flor de Burgos', situada en el Polígono Industrial de Villalonquejar (Burgos,) en la que se han invertido más de diez millones de euros que permitirán crear 27 puestos de trabajo director y otros 15 indirectos, según los datos facilitados a Europa Press por fuentes de la compañía.

La innovación constituye una de las principales apuestas de este grupo empresarial que ha conseguido una línea del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, para la investigación de nuevas líneas de productos.

La fábrica tiene una capacidad productiva de 10 toneladas diarias, lo que supone más de 2.500 toneladas al año, repartidas entre queso fresco tradicional y queso elaborado a partir de procesos de última generación.

La mayor parte de la producción va destinada a grandes centros de distribución en zonas de toda España con una amplia densidad demográfica y se trabaja en la internacionalización del grupo para la exportación de parte de su producción.

Asimismo en esta nueva instalación se ha apostado por la producción ecológica y sostenible, mediante el aprovechamiento térmico para ahorrar energía y la utilización de energía fotovoltaica. Todo el proceso de fabricación, funcionamiento y mantenimiento de la planta cumple con los más estrictos requisitos de respeto al medio ambiente.

Bajo la denominación 'Flor de Burgos', se fabricarán para toda España productos ligados a la salud, al consumo fuera del hogar, a los hogares unipersonales e incluso a los nuevos usos culinarios a través distintos formatos y clases de queso fresco tradicional, como son queso fresco de Burgos, queso Villalón, queso Cincho, o queso fresco dietético.

Se fabricarán también "rallados y picados de queso". Estos productos están destinados a los grandes centros de distribución, hostelería y fabricantes industriales.

Estas instalaciones, que han contado con una subvención de 2,2 millones de euros de la Junta de Castilla y León, ocupan una superficie superior a los 21.000 metros cuadrados.