17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 28 de octubre de 2014

    Jugadores de Azar Rehabilitados solicitan una política de juego "serio y concreto" que garantice la salud colectiva

    El juego tuvo en 2013 un volumen de negocio de 121 millones en CyL, de donde proceden 1.996 inscritos en el registro de 'autoprohibición'

    Jugadores de Azar Rehabilitados solicitan una política de juego "serio y concreto" que garantice la salud colectiva
    AJUPAREVA

    VALLADOLID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Este miércoles, 29 de octubre, se celebra el 'Día nacional sin juegos de azar', por este motivo la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) ha reivindicado una política de juego "serio y concreto" que garantice la salud colectiva y traslade los principios legislativos, como prevención de la adicción.

    Así, la Federación ha solicitado una regulación "inmediata" de la publicidad, control estricto de la misma y sanciones a los infractores y mecanismos de control en las máquinas "tragaperras" y otras que respalden la posibilidad de autoexclusión, vía registro de interdicciones y la no utilización de menores.

    Igualmente, ha reclamado el uso "exhaustivo" del registro central de 'autoprohibidos', que debe ser "único, centralizado y válido" tanto para el juego presencial como online; un estudio de Prevalencia a nivel estatal, para "dimensionar" el problema y tomar medias.

    Finalmente, ha demandado financiación y apoyo al teléfono gratuito de Fejar y un porcentaje de los ingresos de juego, que se destinara a las asociaciones y centros responsables de los tratamientos de las personas afectadas,

    Según Fejar, es necesario regular la operativa de esta actividad y deben tomar medidas integrales en todos los ámbitos de actuación en la sociedad, al tiempo que ha advertido de los peligros de esta enfermedad en la adolescencia, "para evitar que los índices de prevalencia aumenten".

    Con motivo de la celebración del Día Nacional se ha habilitado el espacio virtual diasinjuego.es, según informaron a Europa Press fuentes de la Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid (Ajupareva).

    1.996 PERSONAS "ADICTAS" EN CYL

    Un total de 1.996 castellanoleoneses, "adictos al juego", ha solicitado al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la inscripción en un registro que impide su entrada en los casinos y bingos de España, además de tener vetado su acceso al juego 'on line'. Es una posibilidad que tiene el jugador que desea que le sea prohibido el acceso a estos establecimientos o a través de Internet, ya sea por un periodo de tiempo concreto o de manera indefinida.

    Éstas son personas empadronadas en la Comunidad que están incluidas en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego por voluntad propia aunque también hay algunos casos en que esta prohibición responde a una resolución judicial, informaron las mismas fuentes.

    Los últimos datos disponibles en toda España, correspondientes a 2013, señalan que en el conjunto del país había 34.797 personas incluidas en el Registro General de Interdicciones de Acceso. Junto a éste, que elabora el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, hay otro tipo de listas a nivel autonómico.

    Así, la Consejería de Presidencia tiene contabilizadas a 970 personas que han solicitado su autoprohibición en casinos y bingos de la Región, "sin diferenciar" entre un establecimiento y otro, en 2012 había en el registro 873 personas, mientras que en 2011, 728.

    El proceso para solicitar la inclusión en estas bases de datos es gratuito y "sencillo": requiere rellenar una circular y entregarla con una fotocopia del DNI en cualquier registro o remitirlo a la Comisión Nacional del Juego o bien a la administración regional. Esta autoprohibición sólo sirve para vetar la entrada a casinos y bingos del territorio nacional pero no impide acudir a otras salas de juego o despachos de loterías.

    El listado se actualiza mensualmente y este organismo (Ministerio de Hacienda) es el encargado de remitirlo a todos los bingos y casinos, ya sea de España o de la comunidad autónoma donde se haya pedido esta autoexclusión. La ley veta la participación en juegos de azar a menores, incapacitados y personas que hubieran solicitado voluntariamente la prohibición de acceso a determinados establecimientos.

    El presidente de Ajupareva, Alberto Campuzano Nieto, considera que este tipo de registros es una ayuda "paliativa más que permite cerrar una puerta", aunque ha apuntado que "hay muchos más juegos que el casino y el bingo". Así, ha señalado que en la provincia de Valladolid pueda haber cerca de 400 personas inscritas en este registro, al tiempo que ha explicado que una de las primeras recomendaciones a los enfermos que se acercan hasta su asociación es "sumarse a este listado".

    121 MILLONES DE EUROS EN CYL

    El dinero que mueven los casinos y bingos en Castilla y León llegó a 121 millones de euros, de un total de 1.495 millones el año pasado, lo que supone una caída del 23 por ciento respecto al año 2008, y del 19,5 en el ámbito nacional

    El conjunto de juegos presenciales "no ha dejado de caer" en la Comunidad Autónoma, pero ha sido "especialmente" importante a lo largo de 2012, cuando bajó a 160 millones de euros, cerca de un 10 por ciento. Pese a esa bajada, Castilla y León continuó el año pasado en el cuarto puesto entre las regiones que más gastaron.

    Asimismo, Castilla y León también está en los puestos de cabeza en la estadística de la media de dinero por habitante, con 587 euros, por encima de la media nacional (580) y solo superada por Madrid (696 euros) y Baleares (603).

    El descenso de las cantidades jugadas tiene su consecuencia en los ingresos netos, según las mismas fuentes: frente a los 602 millones de euros que recaudaron las administraciones en 2008 o los 623 millones de 2011 se pasó, el año pasado, a 354 millones. Con respecto a inicio de la crisis, es una rebaja del 41 por ciento, un porcentaje superior a la media nacional, que en ese tiempo cayó un 14,6 por ciento.

    AUGE DEL JUEGO 'ON LINE'

    La memoria anual del Mercado de Juego en España, que elabora la Dirección General de Ordenación del Juego, ha apuntado que la caída del tamaño del juego en el país se debe al "impacto en duración e intensidad de la crisis, que ha afectado a la renta disponible y al nivel de consumo de los hogares". En cambio, dicho informe ha afirmado que la aparición de operadores 'on line' en el último año ha logrado "amortiguar parcialmente" la caída en la demanda de juego del resto de operadores.

    El documento del Ministerio de Hacienda constata que "no sólo" cayeron las cantidades jugadas en Castilla y León sino que ha habido un "considerable descenso" del número de visitantes a los casinos: sólo en 2012, hubo 15.658 visitas menos en las salas de estos establecimientos en la Comunidad, informaron las mismas fuentes.

    Respecto a los bingos, el número de salas en la región continúa igual que en 2004, con 21, pero la venta de cartones ha caído a cerca de la mitad con respecto a antes de la crisis. Ese tipo de juego de azar movió en Castilla y León en 2007 un total de 175 millones de euros, frente a los 90 millones de 2012, y sólo en el último año bajó en doce millones de euros.

    Por otra parte, la Comunidad contaba con en 2012 con 16.659 máquinas tipo B, más conocidas como 'tragaperras', 58 menos que el año anterior. Sin embargo donde ha habido un mayor descenso ha sido en las cantidades jugadas, hasta alcanzar el dato "más bajo" en la última década: de 976 millones de euros en 2008 a 628 millones de 2012, lo que supone una caída del 35 por ciento. Pese a eso, la Comunidad mantiene su quinta posición a nivel nacional.

    Las cantidades jugadas en los diferentes juegos de Loterías y Apuestas del Estado (LAE) "apenas" han descendido en Castilla y León un 3,7 por ciento entre 2008 y 2012, al pasar de 704 a 678 millones de euros. En este apartado, la Región también ocupa el quinto puesto.

    A estas cantidades hay que sumar las jugadas en la Organización Nacional de Ciegos (ONCE), con cerca de 70 millones en la Comunidad el año pasado, 200.000 euros menos que en 2012.

    Para leer más