7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 29 de junio de 2010

    El juicio de hoy contra el 'Pirri', pendiente de la comparecencia del otro coacusado

    Lo más probable es que no comparezca debido a que está siendo buscado por su presunta implicación en un apuñalamiento

    VALLADOLID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Valladolid celebrará hoy juicio contra el joven de 24 años Roberto R.D, más conocido como 'El Pirri', quien podría ser condenado a una pena global de trece años y medio de prisión por el incidente protagonizado el 27 de abril de 2008 frente a la discoteca 'La Rosaleda' cuando, tras una discusión con personal de seguridad de la sala, efectúo, presuntamente, un disparo de escopeta contra otro joven al que previamente había obligado a trasladarle hasta su domicilio para recoger el arma.

    El juicio tenía que haberse celebrado el pasado día 18 de mayo, aunque entonces fue suspendido porque el segundo de los acusados, Sergio S.G, no llegó a comparecer, lo que llevó a la Sala a dictar orden de busca, captura e ingreso en prisión, que posteriormente dejó sin efecto al presentar el imputado un escrito justificando que ese día se hallaba aquejado de una gastroenteritis.

    Sin embargo, todo apunta que hoy el banquillo volverá a estar ocupado únicamente por el 'Pirri', que se encuentra preso, ya que es muy probable que Sergio S.G. opte nuevamente por no comparecer puesto que está siendo buscado debido a su presunta implicación en un caso de apuñalamiento, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

    En ese caso, la Sala podría optar por suspender de nuevo la vista hasta lograr la detención del segundo procesado o bien celebrar el juicio, en cuyo caso este último sería juzgado en rebeldía.

    En su escrito de calificación provisional de los hechos, el Ministerio Fiscal considera que Roberto R.D. ('Pirri') es autor de un delito de tentativa de homicidio en concurso real con dos delitos de amenazas, un delito de detención ilegal y otro de tenencia ilícita de armas, por los que le pide, globalmente, trece años y medio de prisión y el pago de multas por importe total de 92.024 euros, de ellos 28.400 para la víctima en concepto de lesiones y secuelas, mientras que para Sergio S.G. solicita dos años al entender que es coautor del delito de detención ilegal.

    Los hechos se remontan a la madrugada del día 27 de abril de 2008 cuando el 'Pirri' se encontraba en el interior de la discoteca 'La Rosaleda', en la Avenida Ramón Pradera, e inició un altercado con un grupo de jóvenes que también se encontraban en el establecimiento, lo que obligó a intervenir al portero, quien expulsó de la sala al procesado, momento en que este último le dijo que iba a coger una pistola y le iba a matar.

    Así, el citado joven se subió a su vehículo, lo puso en marcha y acabó chocando contra un bordillo. Acto seguido volvió a la puerta de la 'disco' esgrimiendo una navaja y se acercó al portero para amenazarle de nuevo de muerte, para a continuación aproximarse a la ventanilla de un vehículo conducido por Carlos A.G, al que, bajo amenazas, conminó para que le llevara a casa, junto al también acusado Sergio S.G, para recoger una pistola con la que tirotear al portero.

    El 'Pirri' ocupó el asiento del copiloto y el otro acusado una de las plazas traseras del turismo de Carlos A.G, quien se vio obligado a dirigirse a toda velocidad, saltándose algún semáforo rojo, hasta el barrio de Las Flores, donde residía el primero. Éste, tras coger las llaves del coche para evitar que su propietario pudiera huir, entró en su domicilio del que salió poco después armado con una escopeta de cañones recortados y una canana de cartuchos.

    En el trayecto de regreso a 'La Rosaleda' tanto Carlos A.G. como el otro acusado trataron, sin éxito, de disuadir al 'Pirri' de su intención de tirotear al portero, hasta el punto de que el aludido, siempre según la versión del fiscal, llegó encañonar al conductor, le conminó a que acelerara y le espetó que si se rajaba le mataba.

    INTENTO DE HUIR.

    Pese a ello, y viendo que se acercaban a la discoteca, el conductor del turismo redujo la velocidad cuando circulaban por la Avenida de Salamanca y se detuvo a la altura del edificio Duque de Lerma, donde propuso a Roberto R.D. que le dejara marchar y que se quedara con el coche si quería.

    Fue al apearse el 'Pirri' con la intención de ponerse al volante cuando la víctima aprovechó para arrancar bruscamente con la intención de huir, si bien el acusado, que se encontraba rodeando el vehículo por la parte de atrás, se apercibió de ello y realizó un disparo al asiento del conductor con la intención de matarle.

    La víctima, a consecuencia del disparo, recibió seis impactos en la zona del raquis cervical y dorsal posterior que le entraron a través del reposacabezas. Ello le hizo perder el control del turismo y colisionar con varias farolas y señales de tráfico propiedad del Ayuntamiento de Valladolid, tras lo cual los dos procesados, tanto el presunto autor del disparo como su acompañante, huyeron del lugar.

    Tras los hechos el 'Pirri', que según el fiscal sufre un trastorno antisocial de la personalidad que no afecta a su imputabilidad, permaneció en busca y captura hasta que una semana después, el día 4 de mayo, fue detenido en Salamanca por otro altercado registrado en una sala de fiestas de la calle Marqués de Almansa de la capital charra.