25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 4 de abril de 2010

    Juzgan mañana en Valladolid a un hombre acusado de tratar de matar a un 'quiosquero' con un martillo

    Fiscalía pide para él una pena global de 15 años, ya que le acusa de lesionar a una mujer con el mismo arma minutos después

    VALLADOLID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Valladolid juzga mañana lunes a un hombre acusado, entre otros delitos, de un homicidio en grado de tentativa sobre un 'quiosquero' de la Plaza Circular a quien, presuntamente, asaltó en septiembre de 2009 y golpeó varias veces en la cabeza con un martillo, además de una tentativa de robo cometida minutos después sobre una transeúnte a la que igualmente propinó un martillazo con el propósito de quitarle cuanto llevaba.

    El acusado, Juan José G.B, podría ser condenado a una pena global de quince años de cárcel, ya que en el primer caso el Ministerio Fiscal le considera autor de un delito de tentativa de homicidio en concurso ideal con un delito de robo intentado, merecedor de diez años de prisión, y en el segundo le pide otros cinco años por un delito de lesiones en concurso ideal con una tentativa de robo, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

    En concepto de indemnizaciones, la acusación pública solicita una cuantía global de 36.243 euros, de ellos 25.618 para el 'quiosquero' lesionado, 5.510 para la mujer asaltada y 5.015 para Sacyl por los gastos derivados de la asistencia prestada a ambas víctimas.

    Los hechos se produjeron el 17 de septiembre de 2009 cuando el procesado se acercó al quiosco de la Plaza Circular y se apoderó de dos bollos sin pagar nada a cambio, de ahí que el trabajador del establecimiento, J.H.A, se lo recriminara y consiguiera recuperar uno de los pasteles. Al salir a tratar de recuperar el otro, el acusado se lo entregó con la mano izquierda mientras que con la derecha, como así sostiene el fiscal, le golpeó hasta tres veces en la cabeza con un martillo que portaba.

    MÁS GOLPES EN EL SUELO.

    Caída ya en el suelo, la víctima recibió patadas y más golpes con el martillo, tras lo cual el agresor se introdujo en el quiosco con la intención de sustraer lo que hubiera de valor y huyó acto seguido al acudir un viandante en auxilio del agredido, que sufrió un traumatismo craneoencefálico con fractura de tabal externa e interna del hueso temporal izquierdo, pérdida momentánea de conciencia, otorragia izquierda, fractura de fémur izquierdo y otras lesiones que precisaron de intervención quirúrgica y de las que tardó en curar 200 días, de los que 12 estuvo hospitalizado.

    Como secuelas, el agredido padece una hipoacusia en el oído izquierdo, tiene material de osteosíntesis en el fémur izquierdo y distintas cicatrices en cadera y codo que ocasionan un perjuicio estético.

    Minutos después de ese primer incidente, el imputado se acercó a una mujer, M.G.M.L, que transitaba por la calle Bailarín Vicente Escudero y cuando ésta llegó a la confluencia de Santa Lucía la agarró y mientras la golpeaba en la cabeza con el mismo martillo le dijo: "¡Dame todo el dinero que lleves!", si bien la víctima logró darse a la fuga, no sin que sufriera un traumatismo craneoencefálico leve.

    A raíz de estos hechos, la mujer sufrió un trastorno adaptativo mixto, del que tardó en curar 59 días, y como secuelas le han quedado síndromes psiquiátricos, trastornos neuróticos e insomnio residual.