23 de septiembre de 2020
24 de septiembre de 2014

La nueva ETAP de Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) abastecerá a 11.400 habitantes tras una inversión de 2,7 millones

PEÑARANDA (SALAMANCA), 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La nueva Estación Depuradora de Agua Potable (ETAP) de la localidad salmantina de Peñaranda de Bracamonte abastecerá en el futuro a 11.460 habitantes equivalentes (habitantes reales más consumo industrial y ganadero) tras culminar las obras de construcción que han supuesto una inversión de 2,7 millones de euros.

Así lo ha señalado el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, quien ha visitado este miércoles la nueva instalación.

Esta actuación permitirá mejorar la calidad de las aguas, solucionar los problemas de abastecimiento e incrementar la población atendida, según ha apuntado Silván. La inversión global asciende a cerca de 2,7 millones de euros con la participación de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de la localidad.

El proyecto de la nueva potabilizadora es fruto de la colaboración entre la Junta y el Ayuntamiento de Peñaranda, y es la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl) quien ejecuta la obra y la inversión global por un periodo de 25 años, mientras que el ayuntamiento de la localidad cede los terrenos con una aportación a mayores de 500.000 euros.

La obra consiste en la construcción de una nueva ETAP sobre los mismos terrenos de la potabilizadora actual, de la que tan sólo se aprovecha el depósito de regulación actual, el resto es de nueva construcción. Se sustituye la conducción entre la ETAP y Peñaranda, además la planta de potabilización contará con tratamiento de ozonización, mezcla y floculación, decantación, filtración por arena, filtración por carbón activo y conexión de la ETAP con Peñaranda.

Peñaranda cuenta con una población cercana a 7.000 habitantes, la actual potabilizadora da servicio a una población de 8.925 habitantes equivalentes y un caudal de demanda de 1.786 metros cúbicos al día. La nueva estación de tratamiento tendrá capacidad para atender a una población de 11.460 habitantes, y contará con un caudal de demanda que podrá llegar a 4.500 metros cúbicos al día.

VERTEDERO

Por otro lado, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente acomete actualmente el sellado del vertedero de Peñaranda de Bracamonte con una inversión de 2,8 millones de euros. Esta actuación se inscribe en el programa que busca devolver a los pueblos y ciudades el valor paisajístico y favorecer la calidad del entorno.

El sellado de vertederos consiste en encapsular los residuos con una lámina impermeable que los envuelva como si estuvieran dentro de una 'lenteja' impermeable. Para ello, en primer lugar se desratiza toda la zona y posteriormente se retiran los residuos para poder ejecutar una capa impermeable de terreno, de al menos un metro de arcilla.

A continuación, se coloca una lámina de polietileno de alta densidad, y sobre ella una capa de material drenante y una red de tuberías para recoger los lixiviados, una capa de regularización y sobre ésta, se colocan los residuos previamente retirados. Más tarde, sobre estos, se coloca otra capa de regularización y otra de capa drenante para evacuar los gases que se producen en la actividad biológica de la materia orgánica. Se finaliza con la colocación de una nueva lámina de polietileno de alta densidad que se suelda a la inferior, para lo que se dispone sobre ella una capa de tierra de un metro de espesor en la que se plantan especies autóctonas.

Los lixiviados que se producen en la masa de residuos son conducidos mediante la red de tuberías drenantes antes descrita a un pozo impermeable al exterior del vertedero sellado. El lixiviado se recoge mediante una cisterna y se depura en una instalación adecuada.