18 de noviembre de 2019
20 de octubre de 2014

La población extranjera en Valladolid se redujo un 9,8% durante 2013 debido a caducidades y nacionalizaciones

La población extranjera en Valladolid se redujo un 9,8% durante 2013 debido a caducidades y nacionalizaciones
EUROPA PRESS

Los marroquíes son los que más sufren el desempleo, con un 25,8% de paro León de la Riva advierte de que la "hipocresía" es el principal "pecado de la sociedad" en el trato con los inmigrantes

VALLADOLID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El número de extranjeros registrados en Valladolid a fecha de uno de enero de 2014 se situaba en 17.288, lo que suponía un descenso del 9,76 por ciento con respecto a la misma fecha de 2013 (19.158) y la cifra más baja contabilizada desde el año 2007.

Se trata de uno de los datos que se pueden consultar en el informe del Observatorio Municipal de la Inmigración, que ha sido presentado este lunes por el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y la concejal de Bienestar Social y Familia, Rosa Hernández.

Los 17.288 ciudadanos extranjeros según el padrón de habitantes suponen el 5,59 por ciento de la población total de la ciudad (309.423) después de este descenso, que se corresponde principalmente con las bajas del padrón por caducidad (856 a lo largo de 2013) y con las concesiones de nacionalidad (1.704 en el total de la provincia).

El primer edil vallisoletano ha apuntado que en los últimos años, muchos de los extranjeros que encontraron trabajo en España en el sector de la construcción durante "la época de bonanza" han vuelto a sus países durante la crisis debido a que carecían de cualificación. A ello se debe una buena parte del descenso.

Los tres motivos principales de una variación negativa en la población extranjera suelen ser los cambios de residencia notificados hacia otras comunidades autónomas o países; las bajas en el padrón por caducidad y las concesiones de nacionalidad.

Sin embargo, en este caso el primero de los motivos no parece excesivamente influyente en la variación, pues el saldo de las altas y bajas del padrón municipal por cambio de residencia fue de 183 más en el caso de personas llegadas o salidas hacia otro país; y de 73 menos en el caso de las comunidades autónomas españolas. Así, el saldo total fue de 110.

De hecho, en el caso de los ciudadanos españoles, este saldo fue mucho más negativo, con un resultado de 1.543 personas menos en el padrón --1.249 en relación a otras comunidades autónomas y 285 con respecto a países extranjeros--.

Los extranjeros residentes en Valladolid siguen siendo varones en mayor medida (51,1 por ciento), y su edad media es de 33,7 años, unos doce años más baja que los 46 años de promedio de los residentes nacionales en la ciudad. El peso de la población extranjera (5,59%) es más bajo que la media de Castilla y León (5,86%) y de España (10,7%).

En cuanto a la procedencia de los inmigrantes, destaca el descenso en los grupos de población procedentes de Sudamérica, como Colombia, República Dominicana, Ecuador, Brasil y Bolivia. De hecho, los naturales del país brasileño han pasado de representar el 8,7% de la población extranjera en la ciudad en el año 2009, al 3,4% a 1 de enero de 2014; mientras que los ecuatorianos han pasado entre esas fechas del 7,1% al 3%; y los colombianos, del 7,1% al 4,2%.

El informe también

Por el contrario, los búlgaros, rumanos y marroquíes --las tres nacionalidades más presentes en Valladolid-- mantienen la tendencia al alza, pues representan, respectivamente, el 23,2%, 16% y 14,1% de la población extranjera en Valladolid. También resultan notables los grupos de portugueses (3,1%) y chinos (3,4%), con un ligero crecimiento en con respecto a 2013.

Los extranjeros residen principalmente en el barrio de las Delicias (2.088 y un 13,01 por ciento del total); Rondilla y Caamaño-Las Viudas(1.365 y 8,5% en ambos casos) y Pajarillos bajos (1.331 y un 8,29% del total).

Sin embargo, la zona en la que los inmigrantes tienen más peso porcentual en la población es la de Vadillos, donde representan el 9,6%; Caamaño Las Viudas (9,12%), Pajarillos bajos (8,81%), Circular (8,09%) y Rondilla (7,90%).

Por nacionalidades de origen, los búlgaros son el principal grupo foráneo en zonas como Vadillos, Pajarillos bajos, Circular, Rondilla y Batallas; mientras que los rumanos predominan en Caamaño-Las Viudas y Parquesol. Los marroquíes, por su parte, son la nacionalidad más presente en Delicias.

La tasa de natalidad de los inmigrantes se mantiene notablemente por encima de la de los españoles, con un 1,85% registrado en 2012 frente al 0,82% de los nacionales. Así, el 11,9% del total de nacimientos que tuvieron lugar en la provincia de Valladolid en 2012 correspondieron a padres y madres extranjeros.

EL 11% NO TIENE TARJETA SANITARIA

Del total de personas extranjeras, 16.064 cuentan con tarjetas sanitarias, lo que supone un 89 por ciento, por lo que se puede decir que el 11 por ciento de los inmigrantes no dispone de este documento.

En cuanto a la titulación, el 52,3% de la población de nacionalidad extranjera en la ciudad no tiene el graduado escolar; el 21,4% tiene título de Bachillerato, Formación Profesional de segundo grado o títulos superiores; y el 12,4% tiene el graduado escolar.

En referencia al trabajo, con datos de 2012 procedentes del Servicio Público de Empleo, se registraban 9.910 contratos laborales con personas extranjeras; así como 2.907 parados y 792 desempleados de larga duración. El número total de empadronados era de 15.952, por lo que la cifra de parados con respecto a los empadronados representaba el 18,2%, mientras que entre las personas de nacionalidad española eran el 14,3%.

En relación a la vivienda, en el año 2011 se contabilizaban en el municipio de Valladolid 7.068 viviendas en las que residía alguna persona de nacionalidad extranjera, lo que suponía el 5,5% del total de viviendas de la ciudad. El 45,4% de ellas tenía una superficie útil de entre 61 y 75 metros cuadrados, mientras que ese porcentaje se reduce el 28% en el caso de la población española.

El 70,1% de las viviendas en las que residían personas extranjeras eran alquiladas.

En el informe se destaca también el trabajo municipal con los inmigrantes, que se aborda principalmente desde el punto de vista de la acogida, la promoción e integración, la participación ciudadana, la sensibilización y convivencia intercultural así como la investigación e innovación.

León de la Riva ha subrayado el, a su juicio, buen trabajo que desarrollan las distintas áreas pero ha advertido de que considera que "la hipocresía" es el principal "pecado de la sociedad" en el trato con los inmigrantes. De hecho, ha ironizado con que, al igual que en el caso de los drogodependientes se dice "pobrecitos los inmigrantes, que les atiendan, pero lejos de mi casa".