24 de mayo de 2019
26 de diciembre de 2010

El rector de la UBU asegura que 2010 ha sido un año "positivo" y "satisfactorio" para la Universidad

BURGOS, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El año 2010 ha sido "positivo" y "satisfactorio" para la Universidad de Burgos (UBU) gracias a la "normalización" de la crisis económica dentro de la Institución académica y la "cualificación" del profesorado.

Según explicó a Europa Press el rector de la UBU, Alfonso Murillo, a pesar de las "dificultades" originadas por la implantación de los estudios al nuevo Plan Europeo y la complicada coyuntura económica actual, 2010 ha sido un año "positivo" para la Institución.

En este sentido, recordó que con el "consentimiento" de la Junta de Castilla y León se pudieron formalizar las líneas de crédito de la Institución a corto plazo, gracias a un préstamo a quince años que comparó con los pagos "puntuales" de cualquier hipoteca.

Por otro lado, recordó que la adaptación al Plan Bolonia se produjo a "coste cero" e insistió en las "limitaciones" que su aplicación supuso para la Universidad burgalesa, como la reducción del número de plazas por titulación, que generó una demanda superior a la esperada.

En cuanto a un proyecto "pendiente" de este año, señaló la imposibilidad de inaugurar el nuevo Edificio de Servicios Centrales de la Universidad y otras infraestructuras, cuyas ejecuciones no culminaron por problemas de financiación.

Por otra parte, alabó la "extraordinaria" y "correcta" programación de la Institución académica que, gracias a su apertura a la ciudadanía, permite a la Universidad que se la conozca mejor y que "todos puedan sentirla como algo propio".

Por último, pidió a 2011 el "afianzamiento" de la Institución burgalesa en el marco académico regional y español y confió en el "esfuerzo" como clave para lograrlo.