10 de abril de 2020
16 de junio de 2014

Sáez Aguado defiende el carácter público del Hospital Universitario de Burgos

BURGOS, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha defendido este lunes el carácter público del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), después de que la pasada semana cerca de 10.000 personas se manifestasen para pedir el rescate del complejo hospitalario.

Sáez Aguado, quien ha participado en la toma de posesión de la nueva Junta Directiva del Colegio Oficial de Médicos de Burgos, presidida por Joaquín Fernández Valderrama, ha insistido en la necesidad de explicar algunas de las cuestiones sobre las que recaen las principales críticas del HUBU y se ha mostrado partidario a escuchar las peticiones de la Plataforma por la Sanidad Pública de Burgos.

"Vamos a escuchar a la gente", ha aseverado Sáez Aguado en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de preguntarse "cuántas personas se habrían manifestado hoy, si la capital burgalesa no tuviese el Hospital Universitario".

En ese caso, ha asegurado que serían "muchas más y con más razones" las personas que habrían secundado este tipo de protestas, a la vez que ha reiterado que algunas de las ideas promovidas por diferentes colectivos "no se adecuan a la prestación de la asistencia sanitaria en Burgos".

En este sentido, ha insistido en que la capital burgalesa dispone de un hospital público, aunque algunos de sus servicios se prestan a través de la concesionaria, y ha asegurado que, en la actualidad, se ha logrado ampliar la oferta de servicios con la incorporación de algunos que antes únicamente se prestaban en centros privados, como el servicio de diálisis.

En cuanto a la posibilidad de que la Junta se replantee el modelo de gestión del HUBU, ha recordado que éste se sustenta en una licitación pública, basada en un contrato de la Gerencia Regional de Salud y la empresa concesionaria.

Al respecto, ha señalado que quienes plantean un rescate del complejo hospitalario, igual no han valorado los efectos que esta opción conllevaría, puesto que el vínculo contractual acarrea una serie de obligaciones.