15 de octubre de 2019
22 de julio de 2009

La sala de exposiciones de la estación Campo Grande de Valladolid acoge una muestra sobre el oso pardo cantábrico

VALLADOLID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Adif y la Fundación Oso Pardo organizan una exposición itinerante titulada 'El Oso Pardo cantábrico, de especie perseguida a símbolo conservacionista', que podrá visitarse en la Sala de Exposiciones de Adif, en el edificio anexo situado junto a la estación de Valladolid-Campo Grande y que permanecerá abierta al público hasta el próximo día 11 de agosto, de lunes a domingo, en horario de 10.00 a 14.00 y de 16.30 a 20.30 horas.

La muestra, según informaron fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias consiste en nueve paneles informativos con textos, fotografías y gráficos, en los que se ofrece una síntesis de conocimientos sobre la historia natural, hábitat y distribución, costumbres, ciclo biológico y estado de conservación de esta especie amenazada.

También incluye una vitrina con muestras de indicios de presencia de la especie, como excrementos, huellas, arañazos en árboles y restos de pelos, tal y como se encuentran en su hábitat natural. Igualmente, se podrá observar una reproducción fidedigna a tamaño natural de un oso cantábrico.

La exposición, que se ha visto ya en la estación de Madrid-Puerta de Atocha, recorrerá posteriormente las terminales de León, Oviedo y Santander.

Esta exposición se enmarca en el contexto de un convenio de colaboración firmado por Adif y la Fundación Oso Pardo que, además de promover la educación ambiental, tiene como objetivo identificar los efectos de las infraestructuras ferroviarias sobre esta especie y trabajar conjuntamente en la formulación de medidas de conservación de la misma.

En virtud de este acuerdo, la Fundación Oso Pardo realizó un estudio que concluye que la línea férrea convencional a su paso por el puerto de Pajares no constituye una barrera infranqueable, ya que hay suficientes zonas de paso para los osos. No obstante, Adif garantizó que seguirá trabajando en el mantenimiento y mejora de sus infraestructuras para proteger la vida de estos animales.

En lo que respecta a las obras de la nueva línea de alta velocidad León-Asturias en construcción, Adif recalcó que no se ha limitado "a cumplir las exigencias de la Declaración de Impacto Ambiental", sino que "está haciendo un seguimiento mensual de la fauna, en colaboración con la Fundación Oso Pardo". Hasta la fecha, aseguraron, no se ha encontrado señal alguna de que las citadas obras estén afectando a los osos, ya que su presencia en la zona es esporádica.

La Fundación Oso Pardo (FOP) es una ONG conservacionista constituida en 1992 con el objetivo de contribuir al estudio y conservación del oso pardo, su hábitat y el entorno natural y cultural en el que se desenvuelve.

Para lograr sus objetivos, la FOP mantiene patrullas de vigilantes en todos los territorios oseros cantábricos y trabaja activamente en la conservación y gestión de su hábitat. Otro de sus objetivos básicos es impulsar la educación ambiental y la formación con el objetivo de favorecer cambios de actitudes y facilitar el apoyo a la conservación del oso.

El convenio en el que se enmarca la exposición se apoya en el compromiso de Adif, dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa, con el bienestar ciudadano, la sociedad y el entorno natural, plasmado en su Plan Empresa Ciudadana; así como en el papel conservacionista de la Fundación Oso Pardo.