20 de agosto de 2019
19 de mayo de 2018

Salamanca lucha "en dos frentes" por volver a la categoría de bronce del fútbol español

Salamanca lucha "en dos frentes" por volver a la categoría de bronce del fútbol español
EUROPA PRESS

SALAMANCA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Salamanca disfrutó de grandes tardes de gloria del fútbol español, primero en el Calvario y después en El Helmántico. Era la Unión Deportiva Salamanca, la que, con sus colores blanco y negro, aglutinaba los mejores deseos de una misma afición.

Su casaca la defendieron jugadores míticos en la 'parroquia charra' como D'Alessandro, Alves, Rezza, Huerta, De Miguel, Barbará, Pauleta, De los Santos, Diarte, Giovanella, Del Solar, Stelea, Michel Salgado, Vellisca, Makukula, Quique Martín o Raúl Gañán, entre otros.

Enfrente estuvieron jugadores como Cruyff o Maradona, y entre las grandes gestas de la UDS se recuerdan algunas recientes como el fulgurante ascenso de 2ªB a Primera de manos de Lillo, con 0-5 en el Estadio Carlos Belmonte ante el Albacete, o la última vez que llegó a la máxima categoría, a finales del pasado siglo.

Desde entonces, la Unión fue perdiendo fuelle en el campo y fuera de él, y una deuda histórica con Hacienda le llevó a la desaparición en 2013, después de más de 90 años de historia y después de haber marcado el pulso deportivo de la ciudad.

La afición quedó 'huérfana' y, entonces, surgió la 'división', un grupo de aficionados apostó por crear un nuevo club, en recuerdo del primero, 'Unionistas'; otra parte se embarcó en el proyecto del 'Salmantino'.

Actualmente, después de ascender desde provincial hasta tercera, ambos equipos se han metido en la fase de ascenso por llegar a Segunda división B, conocida como la categoría de 'bronce' del fútbol español. Unionistas, como primero de grupo, se mide desde este fin de semana -partido de ida y vuelta- a Don Benito; por su parte, Salmantino tiene en liza un duelo con el Poblense.

Unos, los representantes del Salmantino, juegan en El Helmántico, el mismo campo en el que lo hizo la Unión Deportiva Salamanca; los otros, Unionistas, se baten el cobre a apenas cien metros de ese mismo lugar, en 'Las Pistas'.

Lo que un día fue una hinchada, ahora son dos. Ambas animan cada fin de semana a los blanquinegros, pues ambos equipos llevan esos mismos colores que un día representaron a la Unión, pero no son lo mismo. La afición se ha dividido.