14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 6 de junio de 2018

    Sube un 2,9% la economía por el repunte de la agricultura

    Del Olmo confía en que 2018 será mejor que 2017, no comparte previsiones del 2,1% y ve incoherente la caída de empleo respecto a la afiliación

    Sube un 2,9% la economía por el repunte de la agricultura
    EUROPA PRESS

    VALLADOLID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La economía de Castilla y León subió un 2,9 por ciento en el primer trimestre del año, una décima más que en el trimestre anterior pero una décima menos respecto al incremento registrado en España, según ha informado la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, quien ha sustentado este dato en el "importante incremento" de la agricultura tras el descenso "muy acusado" que anotó en 2017, a lo que ha unido el comportamiento de las exportaciones que retoman su aportación positiva al PIB.

    En este sentido, la consejera de Economía y Hacienda se ha mostrado confiada en que el año 2018 se mejor que 2017 desde el convencimiento personal de que los sectores automovilístico y agroalimentario "van a remontar" a pesar de la desaparición de dos turnos de producción en las plantas de montaje de Renault en Valladolid y Palencia.

    "Confío que no vaya mal sino mejor que el año pasado", ha insistido Pilar del Olmo, quien ha descartado corregir la previsión macroeconómica que realizó la Junta de Castilla y León para este año desde el convencimiento de que "si todo va normal" se situará en el 2,5 por ciento previsto.

    Del Olmo ha sido tajante al asegurar que no comparte los cálculos de organismos como Ceprede que ha situado ese crecimiento en el 2,1 por ciento para recordar que hay muchas estimaciones de diferentes analistas que apuntan al 2,5 por ciento y que, según ha aclarado, no suelen apreciar el sector primario que, en el caso de Castilla y León, sí tiene importancia económica, en el empleo y en el sector servicios, por lo que se ha reafirmado en su cálculo.

    Por otro lado, ha considerado "incoherente" el descenso interanual del 0,4 por ciento del empleo en los tres primeros meses del año --4.360 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo menos-- si se compara con el incremento de las afiliaciones a la Seguridad Social que ha cifrado en más de 17.000 personas.

    Del Olmo ha justificado el descenso del empleo en la caída en el sector servicios (-3,1 por ciento) mientras que el sector primario anota una menor contracción (-4,7 por ciento este trimestre frente al -13,6 por ciento del anterior) con mayores incrementos en la industria y la construcción (10,2 y 7,0 por ciento, respectivamente).

    Según ha detallado la consejera, desde la perspectiva de la oferta el valor añadido bruto registró un menor crecimiento en el primer trimestre de 2018 en todos los sectores productivos con esa excepción del primario, que experimentó un "importante incremento" del 12,2 por ciento, frente al -6,1 por ciento que anotó en el mismo trimestre de 2017 y al -11,0 por ciento del trimestre precedente.

    Del Olmo ha indicado además que los últimos datos disponibles de producción de cultivos de la campaña 2017/2018 reflejan un "crecimiento muy significativo" de la producción agrícola en contraste con esos descensos de la campaña anterior mientras que el sector ganadero anotó un incremento de la producción, "aunque inferior al del trimestre precedente".

    Por su parte, el VAB de la industria experimentó un alza del 0,4 por ciento en el primer trimestre, inferior en este caso al del periodo anterior (1,6 por ciento), como consecuencia del peor comportamiento de la industria manufacturera.

    En concreto, las ramas energéticas decrecieron un 4,3 por ciento interanual (-8,5 por ciento en el trimestre precedente), con una menor caída del suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado y una mayor contracción de las ramas extractivas. Por su parte, las ramas manufactureras subieron un 0,9 por ciento, inferior al dato del trimestre anterior (2,8 por ciento), "con un peor comportamiento de la mayor parte de las ramas".

    Del Olmo ha explicado que el sector de la construcción también se desaceleró en el primer trimestre al pasar del 3,3 por ciento al 2,9 por ciento por la menor actividad de la edificación no residencial y de la obra civil y ha precisado que el VAB del sector servicios reflejó un menor aumento que en el trimestre anterior (3,2 por ciento y 3,7 por ciento, respectivamente), por una desaceleración en su componente de mercado.

    En el caso concreto de los servicios de mercado la variación anual fue del 3,5 por ciento, frente al 4,3 por ciento del trimestre precedente, y el el VAB de los servicios no de mercado creció el 1,9 por ciento (1,6 por ciento en el periodo anterior).

    Desde el punto de vista de la demanda, en el primer trimestre de 2018 descendió la aportación de la demanda interna al crecimiento del PIB respecto del anterior periodo, de 3,3 a 2,6 puntos porcentuales mientras que el sector exterior aportó 0,3 puntos a la economía por lo que remota la senda positiva frente a la contribución negativa del periodo precedente con una "moderada aceleración" de las exportaciones totales
    (0,5 por ciento y 0,4 por ciento, respectivamente) y un menor crecimiento de las importaciones totales (0,2 por ciento y 1 por ciento, respectivamente).

    El gasto en consumo final anotó un incremento del 2 por ciento entre enero y marzo, inferior al del cuarto trimestre de 2017 (2,7 por ciento), por un mayor crecimiento del gasto del consumo final de los hogares (2,8 por ciento en este periodo frente al 2,7 por ciento del anterior) y un descenso del 0,1 por ciento del gasto de las Administraciones Públicas (frente al aumento del 3 por ciento en el trimestre precedente).

    Finalmente, la formación bruta de capital (inversión) creció un 4,7 por ciento, tres décimas menos que en el anterior, ya que la formación bruta de capital fijo anotó un crecimiento interanual del 4,8 por ciento, dos décimas menos que en el periodo anterior, debido a la desaceleración de la inversión en bienes de equipo.

    La inversión en bienes de equipo se elevó un 3,5 por ciento interanual (4,2 por ciento en el trimestre precedente). Por su parte, la inversión en construcción registró en este trimestre una tasa de variación del 5,6 por ciento (la misma que en el anterior) mientras que la variación de existencias mantuvo un efecto neutro sobre el incremento del PIB.

    Para leer más