23 de marzo de 2019
16 de septiembre de 2008

El tema del proceso sucesorio marcará el curso de Verano de Empresa Familiar de la USAL, que se celebrará desde hoy

SALAMANCA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El proceso sucesorio es uno de los momentos "más difíciles" de las empresas familiares y de él depende en gran medida la continuidad de muchas compañías que fueron creadas en los años 60 y 70 y que actualmente deben hacer frente a ese tránsito generacional, por lo que este tema centrará el VII curso de verano de Empresa Familiar de la Universidad de Salamanca, que se celebrará entre hoy 16 y el 19 de septiembre.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Asociación Empresa Familiar el curso, titulado 'La empresa familiar: soluciones al proceso sucesorio', busca "arrojar luz" sobre estas cuestiones a través de la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Salamanca y entre hoy 16 y el 19 de septiembre.

Así el curso, que cuenta con el patrocinio del Banco de Santander y la asociación Empresa Familiar de Castilla y León, permitirá analizar las etapas del proceso sucesorio desde el punto de vista de los predecesores y de los sucesores aunque también abordará los aspectos organizativos y financieros del proceso sucesorio y las claves para acometer con éxito el relevo al frente de la empresa.

Para ilustrar todos estos aspectos a los alumnos del curso, dirigido tanto a estudiantes como a profesionales y miembros familiares de la empresa, responsables de "destacadas compañías" familiares de la región participarán en los coloquios y mesas redondas que tendrán lugar durante las jornadas de trabajo para exponer sus experiencias en el proceso sucesorio.

Además, a lo largo del curso también se desarrollará un caso de empresa interactivo en el que intervendrán actores con los que los participantes del curso deberán interactuar para resolver con éxito los problemas de sucesión que se plantearán a la empresa ficticia.

El curso será inaugurado hoy por el vicerrector de Economía y Mejora de la Gestión la Universidad de Salamanca, José Ignacio Sánchez; el presidente de EFCL, José Vega; el director territorial de Castilla y León de Banco Santander, Jesús Rodríguez Almarza, y por el director de la Cátedra de Empresa Familiar, Julio Pindado.

Entre otros ponentes, contará con la participación de Mariano Rodríguez, presidente honorífico del Grupo MRS; Antonio Pérez, consejero de Grupo Helios; Carlos Tejedor, presidente de Grupo Dibaq; Isidoro Alanís, vicepresidente de Eurodivisas; César Pontvianne, consejero de Plásticos Dúrex y presidente del Forum Familiar de EFCL, y Felipe Zarzuela, gerente de Peñalba la Verde.

Asimismo, intervendrán en el curso José Félix Gálvez, socio responsable de la Unidad de Empresas Familiares de Priceswaterhouse Coopers; María Katiuska Cabrera, directora de la Cátedra de EF de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, y el director del Instituto de la Empresa Familiar, Fernando Casado, quien además presidirá el día 19 el acto de clausura y entrega de diplomas a los alumnos del curso.

LA CÁTEDRA

Se trata de la séptima edición del Curso de Verano de Empresa Familiar de la Universidad de Salamanca, organizado por la Cátedra de Empresa Familiar de la universidad salmantina.

La Cátedra, creada en el curso 1999-2000, es la primera que se constituyó en la Comunidad promovida por Empresa Familiar de Castilla y León y la segunda del país auspiciada por una asociación de empresarios familiares e imparte la asignatura de libre elección Organización y Gestión de la Empresa Familiar, que aborda enseñanzas relacionadas con la empresa familiar y cuyas clases comenzarán el próximo mes de febrero con un total de 70 alumnos.

Su actividad también comprende otras iniciativas académicas relacionadas con aspectos que afectan a la empresa en general y que abarcan cuestiones como la calidad, el desarrollo tecnológico, la formación o la fiscalidad, aunque siempre desde el enfoque de la empresa familiar.

Además, la Cátedra organiza cursos extraordinarios, abiertos a estudiantes y también a empresarios familiares tanto de la región como de otros países.

Tras la creación de esta cátedra, Empresa Familiar de Castilla y León promovió en los años siguientes la constitución de otras Cátedras de Empresa Familiar en las universidades de León, Valladolid y Burgos por lo que Castilla y León "se convirtió en la Comunidad Autónoma con más cátedras de esta materia promovidas por una asociación de empresarios familiares".

"Con la creación de estas cátedras, EFCL quiso paliar la ausencia que, desde el punto de vista académico, ha sufrido la temática que rodea a la empresa familiar en los planes de estudios universitarios", destacaron las mismas fuentes.