15 de noviembre de 2019
5 de julio de 2010

Trib.La Audiencia de León juzga mañana al presunto autor del asesinato a cuchilladas de una joven en la calle Padre Isla

El Ministerio Fiscal solicita para el imputado una pena global de 25 años de cárcel

LEÓN, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de León sentará mañana martes en el banquillo al presunto autor del denominado crimen de la calle Padre Isla, Juan H.P, quien, presuntamente, en la madrugada del 22 de noviembre de 2008 abordó a dos mujeres para robarlas y durante el forcejeo con una de ellas, de 57 años, la acuchilló hasta en cinco ocasiones provocándole la muerte pocas horas después.

En su escrito de calificación provisional, y frente a la petición absolutoria de la defensa, el Ministerio Fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de tentativa de robo con violencia, otro de robo con violencia consumado en concurso real con un delito de asesinato y una falta de daños, por lo que solicita para el reo una pena global de casi 25 años de prisión, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En concepto de responsabilidad civil, la acusación pública pide que el presunto autor del crimen indemnice a una de las mujeres asaltadas con casi 5.900 euros por los días en los que estuvo impedida a causa de las lesiones y las secuelas, así como con más de 66.391 euros a las dos hijas, mayores de edad, de la otra mujer que perdió la vida durante el robo.

Los hechos objeto de juicio se remontan a las 03.30 horas del día 22 de noviembre de 2008, cuando el acusado, de 39 años y con antecedentes penales por robo con violencia e intimidación, salió al paso de dos mujeres que a esa hora paseaban por la calle Padre Isla de la capital leonesa, Áquila G.C. y María Teresa G.F. y, con la cara oculta tras una careta de carnaval que impedía su identificación, se abalanzó sobre ellas con "un propósito lucrativo ilícito", tal y como refiere el Ministerio Fiscal.

Inicialmente, el procesado abordó a Áquila G.C, de 65 años y a la que intentó, sin éxito, arrebatar el bolso que llevaba colgado del brazo, si bien durante el forcejeo registrado el primero logró arrancar el collar de perlas que su víctima llevaba en el cuello y que al romperse cayó al suelo.

Acto seguido, arremetió contra la otra mujer, María Teresa G.F, con el mismo propósito de arrebatarle el bolso, cosa que logró no sin antes propinar a su víctima durante el forcejeo, de forma "inopinada y sorpresiva", hasta cinco heridas punzantes con el cuchillo que portaba, una de las cuales era mortal de necesidad por cuanto le alcanzó en la región precordial-submamaria izquierda.

La acuchillada, divorciada y con dos hijas, fue operada de urgencia en el Hospital de León, aunque falleció en plena intervención, sobre las 06.45 horas, a causa de la gravedad de las lesiones recibidas.

Por su parte, su acompañante, Áquila G.C, sufrió un síndrome de estrés postraumático como consecuencia del cuadro ansioso depresivo producido por el apuñalamiento de la amiga, de ahí que precisara tratamiento médico para su curación que se prolongó por espacio de 104 días, de los cuales 90 estuvo impedida.

Pocas horas después de los hechos, los efectivos policiales localizaron el arma homicida, un cuchillo de grandes dimensiones, tipo jamonero, en las inmediaciones del Parque del Cid, así como la careta utilizada y otros objetos.

El acusado ha sido imputado además por una falta de daños--le piden seis días de localización permanente--, ya que tras ser detenido, y cuando sobre las 22.40 horas del día 24 de noviembre de ese año se hallaba en la Comisaría de la Policía de León, causó desperfectos por importe de 255 euros en la puerta del calabozo número 4 de dichas dependencias cuya cerradura rompió a patadas.