14 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

16 'okupas' identificados al desalojar La Otra Carboneria

200 manifestantes recorren el centro de Barcelona como protesta y cruzan contenedores

16 'okupas' identificados al desalojar La Otra Carboneria
EUROPA PRESS

BARCELONA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han desalojado e identificado a 16 personas que estaban dentro del centro okupado La Otra Carboneria en la calle Urgell de Barcelona, según ha informado la policía catalana.

En el interior había 12 personas atrincheradas en un zulo, que al final se han avenido a salir, y otras dos personas que han sido interceptadas cuando estaban a punto de colgarse en la fachada, además de los dos que sí lograron colgarse de dos ventanas.

Los Mossos han utilizado un elevador para llegar al punto donde estaban las personas colgadas y las han descolgado sobre las 13.45, una hora después de que empezara el dispositivo.

La policía catalana ha desplegado a unos 300 agentes de la Brigada Móvil (Brimo) y seguridad ciudadana, numerosos furgones policiales y un helicóptero, además de contar con la colaboración con los Bomberos de Barcelona.

El operativo ha empezado sobre las 12.30 horas y no de madrugada como es habitual porque en las últimas noches algunos okupas, que ya estaban al corriente del inminente desalojo, dormían en una plataforma elevada a unos cinco metros colocada en el tejado, han informado fuentes policiales.

Al finalizar el desalojo, sobre las 15 horas, los Mossos han entregado las llaves a la propiedad, que han dejado a tres vigilantes de seguridad privada custodiando la puerta, aunque varios furgones de antidisturbios seguían controlando los alrededores.

Más de un centenar de simpatizantes han continuado concentrados a las puertas del edificio, y algunos han atado el portal con cables para dificultar la salida de representantes de la propiedad que se encontraban en el interior, y han lanzado huevos, tomates, agua y otros objetos a los vigilantes, que han tenido que refugiarse dentro del inmueble.

OKUPADO DESDE 2008

En declaraciones a los medios, Marcel, de La Otra Carboneria, ha explicado que el inmueble está okupado desde noviembre de 2008 y que decidieron hacerlo para "abrir un espacio en el barrio para ofrecer viviendas a personas necesitadas y acoger proyectos colectivos como centro social".

Ha explicado que normalmente vivían allí una veintena de personas, y que lo ocuparon porque era un edificio que llevaba tiempo vacío y estaba abandonado por la inmobiliaria a la que pertenecía, FBEX Promo Inmobiliaria, que quebró hace dos años.

Ahora, según Marcel, que ha calificado de "desproporcionado" el despliegue de Mossos, el propietario del edificio es Barclays Bank, que es quien ha instado al desalojo, que estaba previsto desde el 15 de febrero por orden judicial.

"No consentiremos esta afrenta. Hemos tenido una trayectoria muy buena, abierta al barrio e intentado acoger y sumar", ha indicado, además de asegurar que no permitirán que les arrebaten los espacios de vida, trabajo y ocio y confiar en que su proyecto tenga continuidad.

El vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Sant Antoni, Toni Sánchez, ha asegurado que han apoyado siempre el centro La Otra Carboneria porque ofrecen al barrio un espacio abierto y siempre han colaborado con ellos.

Ha puntualizado que como asociación no defienden la okupación por sí misma, pero que no quieren "solares y edificios vacíos o desocupados y que haya gente en la calle sin trabajo ni vivienda".

MANIFESTACIÓN

Unas 200 personas que se han concentrado este miércoles para protestar por el desalojo del centro okupado La Carboneria han iniciado una manifestación cortando la Gran Via, pasando por Pelai y La Rambla hasta la Facultad de Geografía e Historia de la Universitat de Barcelona (UB).

Con la pancarta 'Basta de ataques a los espacios liberados', han recorrido estas calles lanzando consignas a favor del movimiento okupa --"Un desalojo, otra okupación"--, contra los Mossos y apelando a la lucha, y han cruzado y volcado decenas de contenedores y han causado daños a algún cajero y pintadas.