1 de diciembre de 2020
25 de junio de 2007

El 90% de los afectados de Renfe por el descarrilamiento del Euromed no ha pedido la devolución de su billete

Más de 16.900 usuarios utilizan el servicio especial de autobuses entre Barcelona y Garraf este fin de semana

BARCELONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 15.484 personas se han acogido al plan de 'devolución express' de Renfe para reclamar la entrega de un billete para el mismo destino por el retraso sufrido durante sus trayectos desde el pasado viernes hasta el domingo como consecuencia del descarrilamiento de un Euromed que afectó a la línea Barcelona-Garraf. Estas cifras revelan que el 90,6% de los afectados (165.000 en total) aún no han reclamado la devolución.

En concreto, de los 80.000 afectados del viernes, 12.587 hicieron la reclamación, mientras que de los 50.000 afectados del sábado, 1.068 pidió la devolución y de los 35.000 perjudicados el domingo, 1.829 ejerció su derecho a la devolución del billete.

Fuentes de Renfe aseguraron a Europa Press que todos los perjudicados por el descarrilamiento del Euromed tienen derecho a reclamar la devolución de su billete, puesto que más de 380 trenes se vieron afectados por este incidente, lo que generó modificaciones en los horarios no programadas.

El director de Cercanías de Barcelona, Miguel Ángel Remacha, explicó durante la presentación de la campaña 'devolución express' que Renfe se haría cargo del precio de los billetes siempre y cuándo las afectaciones del servicio afectaran a los horarios sin previo aviso a los pasajeros.

MÁS DE 16.900 USUARIOS EN LOS SERVICIOS DE AUTOBÚS.

La conselleria de Política Territorial y Obras Públicas anunció hoy que más de 16.900 personas viajaron este fin de semana con los autobuses que habilitó la Generalitat dentro del operativo de emergencia para paliar las consecuencias de la interrupción del servicio ferroviario entre el Garraf y Barcelona.

En un comunicado, la conselleria aseguró que este servicio especial, que supuso el refuerzo de la línea Vilanova-Sitges-Barcelona, transportó seis veces más pasajeros que un fin de semana convencional, en el que transporta un promedio de 1.700 usuarios.

La línea entre Vilanova, Sitges y Barcelona contó con un incremento en la flota de vehículos, con más expediciones, y con la frecuencia habitual de los días laborables durante todo el fin de semana.

El operativo especial transportó, desde el viernes 22 de junio hasta el domingo 24 de junio, un total de 16.900 personas, con una flota de 44 vehículos y 275 expediciones.

En concreto, el viernes 22 de junio el servicio especial llevó a un total de 7.200 viajeros, con 115 expediciones y 19 vehículos, ocho más de lo habitual en este servicio. En cuanto al sábado 23 de junio, los autobuses recogieron a 5.400 pasajeros, cuatro veces más de lo que esta línea registra habitualmente, con 1.300 viajeros de media. Además, el servicio de urgencia utilizó 13 vehículos para realizar 88 expediciones, cuando el servicio convencional incluye dos vehículos los sábados para realizar 16 expediciones.

El domingo, los autobuses especiales trasladaron a 4.300 viajeros, lo que supone diez veces más que el servicio habitual, con 400 pasajeros de media. Además, la Generalitat utilizó 12 vehículos para 72 expediciones, cuando los habitual es un solo vehículo que hace ocho expediciones.

Para ofrecer otra alternativa y cubrir posibles incidencias en la línea de Cercanías C-2, el Gobierno Catalán mantuvo un refuerzo de la línea de transporte regular entre Vilanova y Vilafranca durante todo el fin de semana, con lo que garantizó un servicio lanzadera que permitió acceder a la línea de Renfe que comunica Vilafranca y Barcelona.