27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Absuelto un hombre que mató a su madre en Llorenç del Penedès (Tarragona) pero ingresará en un centro psiquiátrico

TARRAGONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Tarragona debía juzgar hoy a un hombre que, el 12 de marzo de 2006, mató a su madre en Llorenç del Penedès y trató de suicidarse cuatro veces. Sin embargo, tras alcanzar una conformidad, el magistrado-presidente le absolvió por el trastorno psicológico que padece y, a petición de las partes, ordenó su ingreso en un centro psiquiátrico durante un máximo de 19 años como medida cautelar.

La Fiscalía imputaba al procesado, Miguel V.G., de 38 años, un delito de asesinato por el que solicitaba una condena de 19 años de prisión, por haber matado a su madre tras discutir con ella por motivos económicos. Al parecer, temía que, en el caso de que su madre enfermara, tuvieran que vender la casa familiar para pagar la residencia geriátrica en la que estaba ingresado su padre.

El fiscal cree que para evitar eventuales problemas económicos, invirtió los 3.000 euros que tenía ahorrados en Lotería y los perdió, lo que disgustó mucho a su madre, Josefa G.V., de 71 años, y ambos discutieron durante la cena. Como creía que "sólo era una carga para su madre, decidió acabar con su vida y así evitarle más sufrimientos".

Sobre las once de la noche, cogió una barra, fue a la cocina y golpeó a su madre en la cabeza, haciéndola caer aturdida al suelo, donde volvió a golpearla. Después, la arrastró al domirtorio, la puso en la cama y trató de curarle la herida antes de abandonar el domicilio y circular por Vilafranca del Penedès (Barcelona).

Entorno a la una de la madrugada, regresó a la casa y se echó a dormir. Cuando despertó, sobre las 9 horas, cerró todas las puertas y ventanas de la vivienda, fue al garaje y puso en marcha su vehículo para inhalar los gases tóxicos. Al no lograr suicidarse, fue a una ferretería, compró raticida y se lo bebió, pero acto seguido lo vomitó y decidió abrir la llave de una bombona de butano.

Finalmente, fue al patio de la casa, se tiró a un pozo y, horas más tarde, acabó pidiendo auxilio a los vecinos, que alertaron a los Bomberos, quienes finalmente pudieron rescatarlo a las ocho y cuarto de la tarde y hallaron el cadáver de Josefa V.G.