24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 6 de septiembre de 2018

    Barcelona y el Icab reforzarán la asistencia jurídica en la Oficina de Vivienda de Ciutat Vella

    Barcelona y el Icab reforzarán la asistencia jurídica en la Oficina de Vivienda de Ciutat Vella
    EUROPA PRESS

    BARCELONA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Barcelona y el Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab) han firmado este jueves un convenio de colaboración para incorporar un servicio directo de letrados en la Oficina de Vivienda del distrito de Ciutat Vella, con el objetivo de detectar nuevas problemáticas, prácticas especulativas, ilegales o subidas desmesuradas de los precios, entre otras.

    En una rueda de prensa este jueves, la alcaldesa, Ada Colau, y la decana del Icab, Maria Eugenia Gay, han asegurado que la obligación de las instituciones es acompañar a los vecinos en el asesoramiento jurídico en materia de vivienda, así como facilitar el acceso a la justicia a aquellas personas que creen que se les han vulnerado sus derechos.

    De acuerdo con el convenio, el Icab asume la gestión de un servicio que complementa los que ya se ofrecen en la oficina, por lo que los letrados especializados en la materia realizarán atención directa en la oficina, situada en el número 13 de la plaza Salvador Seguí, los lunes y miércoles de 10 a 14 horas y la tarde de los jueves de 15 a 19 horas.

    El Icab también colaborará con la oficina en la detección de problemas nuevas que se producen en el terreno del derecho a la vivienda digna: "La vulnerabilidad de algunos casos llega a puntos en los que incluso hay gente que no sabe que tiene derecho a tener asistencia jurídica gratuita. Es necesario una vivienda adecuada y digna para toda la ciudadanía", ha dicho Gay.

    Colau ha detallado se prestará "especial atención" a situaciones como prácticas especulativas, ilegalidades, acoso pasivo, la dejadez de los propietarios con sus viviendas, el acoso activo y las agresiones, la subida desmedida de los alquileres, la compra de edificios por parte de grandes inversores para rehabilitar, y que comportan la expulsión de los vecinos, entre otros.