5 de junio de 2020
27 de marzo de 2020

Barcelona pide al Govern fijar en 1.900 euros el servicio funerario básico

El Ayuntamiento prevé abrir un quinto horno crematorio ante el aumento de la demanda

BARCELONA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ha pedido este viernes al Govern fijar en 1.900 euros el precio máximo por servicio funerario básico, mientras que la inhumación o cremación --que presta una empresa municipal-- tendría un precio fijo de 550 euros, por lo que el coste total sería de 2.450 euros.

En una rueda de prensa, el concejal y presidente de Cementiris de Barcelona, Eloi Badia, ha recordado que este mismo viernes el Govern ha acordado que los servicios funerarios puedan ser declarados de prestación forzosa durante la emergencia sanitaria por el coronavirus.

"Esperaremos al decreto y a leer la letra pequeña para ver si se habilita a los ayuntamientos a poner los precios o lo hará la Generalitat", ha expresado Badia, y ha asegurado que, en cualquier caso, el Govern se ha comprometido a tener en cuenta la opinión de los consistorios.

Badia también ha presentado un nuevo protocolo para todos los servicios funerarios de Barcelona, que asigna a cada hospital una de las tres empresas funerarias que operan en la ciudad para "agilizar el proceso".

Cuando fallezca un paciente ingresado, la funeraria de referencia del centro hospitalaria contactará con los familiares y les informará de que tienen derecho a acceder al servicios básico asequible si lo desean.

Este servicio incluye el féretro básico, el personal recogida, una bolsa estanca, la ambulancia, el certificado médico, la estancia en depósito, el coche fúnebre y todos los trámites, y su precio será de 1.900 euros.

QUINTO HORNO CREMATORIO

Además, Badia ha explicado que el consistorio trabaja para abrir un quinto horno crematorio al detectar un aumento de la demanda: "Si no se pudiera seguir el ritmo de las cremaciones, se derivarían a inhumaciones y las familias tendrían dos años para pedir la cremación".

"Los próximos días nos podemos situar en el pico", ha admitido Badia, y ha dicho que antes de decretar el estado de alarma se realizaban 300 servicios semanales, una cifra que esta semana podría llegar a los 450 servicios.

Badia ha recordado que el servicio gratuito de beneficencia sigue existiendo y que no se elimina, y ha añadido que el traslado de los cerca de 1.600 nichos en mal estado del cementerio de Montjuïc se ha paralizado.

Para leer más