27 de febrero de 2021
22 de enero de 2021

Barcelona trasladará el taller del Sindicat Manter tras acordar el desalojo de La Caracola

Barcelona trasladará el taller del Sindicat Manter tras acordar el desalojo de La Caracola
Manteros de Barcelona fabricando batas y mascarillas - SINDICATO MANTERO BCN - ARCHIVO

   BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

   El Ayuntamiento de Barcelona trasladará el taller del Sindicat Manter, ubicado hasta ahora en el local de La Caracola, en el barrio del Raval, a un local en cesión de uso de la Zona Franca, tras haber acordado el desalojo de La Caracola.

   En declaraciones a los periodistas, el concejal de Derechos de Ciudadanía, Marc Serra, ha explicado que, tres meses después de la paralización del desahucio de La Caracola, han llegado a un acuerdo con la propiedad del inmueble, la Cooperativa SOM, para llevar a cabo su desalojo y a su vez encontrar una solución para las personas que lo usaban o vivían en él.

   Así, el consistorio ha reubicado en recursos provisionales a dos de las personas en situación de vulnerabilidad que vivían dentro de La Caracola, a la espera de que CriteriaCaixa (anterior propietario del inmueble) ponga a su disposición un piso de alquiler social.

   Según han explicado fuentes de la entidad bancaria a Europa Press, su compromiso es ofrecer un piso a una de estas personas en cuanto sea posible, ya que, de momento, "no hay pisos disponibles porque actualmente todos están alquilados u ocupados".

   Por otro lado, el Sindicat Manter explicó este jueves en un comunicado publicado en Twitter, recogido por Europa Press, que la Cooperativa SOM "se ha comprometido a efectuar una donación de 43.000 euros", de los cuales 38.000 euros serán para los residentes de los locales en cuestión y 5.000 para la cocina solidaria del taller Top Manta, según detalló el sindicato.

   Han lamentado tener que abandonar el Raval --"un barrio que nos ha visto nacer como colectivo, nos arropó y apoyó siempre"-- y aseguran que la especulación inmobiliaria de la ciudad ha encontrado una fuerte resistencia en este barrio.

   A pesar del acuerdo, Serra ha valorado que no es una solución total porque se dan situaciones similares diariamente debido a la especulación inmobiliaria, "especialmente feroz en barrios como el Raval", y también por la ley de extranjería que considera que excluye a estas personas de la posibilidad de trabajar de forma regular a estas personas.