14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 10 de abril de 2008

    Caprabo facturó 2.188 millones en 2007, un 13% menos, en un año "histórico" por la integración con Eroski

    BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La cadena de distribución Caprabo, participada en un 75% por el grupo Eroski, facturó 2.188 millones de euros en 2007, lo que supone un 13% menos respecto a los 2.194 millones de ventas de 2006. A pesar de estos resultados, el director general de Caprabo, Javier Amezaga, aseguró que 2007 ha sido un año "histórico" por su integración dentro del grupo Eroski.

    Amezaga explicó que esta situación provocó que 2007 fuera un año atípico, lo que "impide poder comparar los resultados económicos con los de 2006 en igualdad de condiciones", e insistió en que la cifra que mejor permite valorar el crecimiento de la compañía es el Ebitda, que llegó a los 109 millones de euros, un 38% más de lo previsto.

    Caprabo finalizó el ejercicio con 494 tiendas y 15.283 empleados, e invirtió 38 millones de euros en nuevos establecimientos. La tienda por internet alcanzó unas ventas de 33 millones.

    De las casi 500 tiendas con que contaba Caprabo al finalizar el 2007, un número aproximado de 170 pasarán a denominarse Eroski, Eroski City o Eroski Center, "en función del formato y el mercado en el que están ubicadas", mientras que Caprabo centrará su actividad en dos zonas estratégicas: Catalunya y Madrid, con 264 y 59 supermercados, respectivamente.

    En 2007, la incorporación de Caprabo aportó a Eroski el 25% de su facturación, el 20% de su red comercial y el 30% de su plantilla. El director general de la compañía señaló que Caprabo inicia una nueva etapa en la que prevé expandir su modelo de negocio con la apertura de 50 tiendas y una inversión de entre 150 y 200 millones, y la implantación de una oferta comercial que "consolide el supermercado de prestaciones".

    INVERSIÓN DE 34 MILLONES PARA REDUCIR EL PRECIO DE LOS PRODUCTOS.

    Para 2008, la compañía espera un crecimiento del 3% y calcula abrir siete supermercados en Catalunya, para lo que destinará buena parte del paquete de inversión de 43 millones. Además, espera dejar de ganar 34 millones de euros debido a su voluntad de reducir el precio de sus productos.

    Amezaga explicó que Caprabo mantendrá en el futuro su modelo comercial de supermercado de proximidad e incorporará "relevantes ventajas competitivas" en precio, fundamentalmente gracias a la incorporación de la marca Eroski, en sus lineales lo que aportará un ahorro medio del 20% en la cesta de la compra y supondrá la desaparición de los productos Caprabo. En marzo de 2007, Caprabo renovó su imagen corporativa con la incorporación de la marca Eroski. Algo que se mantendrá de forma "indefinida", pues la voluntad del grupo Eroski es mantener la marca de prestigio Caprabo en Catalunya y Madrid, donde goza de "muy buena salud y acogida".

    Eroski alcanzó en 2007 una facturación de 7.642 millones de euros, unos beneficios de 207 millones e invirtió 601 millones. En Eroski, 13.331 de sus trabajadores son propietarios de la empresa y la compañía ha puesto en marcha un "ambicioso" programa de cooperativización para la totalidad de sus empleados.