7 de abril de 2020
8 de septiembre de 2008

Centros de acogida de Reus (Tarragona) incorporarán talleres educativos para las familias

REUS (TARRAGONA), 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los centros de acogida que de forma piloto se instalarán en tres centros de Reus (Tarragona) se complementarán con talleres para las familias de los alumnos extranjeros, según explicó hoy en rueda de prensa el responsable educativo de zona, Zacarías Henar.

Se trata de talleres de unas 10 horas en total para enseñar a los padres aspectos como el sistema de educación en el que se integrarán sus hijos o aspectos culturales variados.

Tanto Henar como la concejal de Educación de Reus, Misericordia Dosaiguas, coincidieron en señalar que estos centros, bautizados como espacios de bienvienida educativa (EBE), son previos a la escolarización y de diagnosis de los extranjeros que llegan a mediados de curso. Por ello, no hablan de alumnos, sino de personas.

Los menores asistirán a clase durante cuatro horas por la mañana y las tardes se dedicarán a actividades del Plan Educativo de Entorno y también a los talleres de las familias.

Los responsables educativos admitieron que el modelo que se implantará en Reus será "necesariamente" diferente al de Vic (Barcelona), la otra ciudad catalana que acoge este proyecto de forma piloto. Las diferencias principales se encuentran en una mayor densidad de población y el perfil del alumnado. "Pero no habrá grandes diferencias en el concepto metodológico", señaló Henar.

Así, en la capital del Baix Camp los centros asignados serán tres; uno concertado con Primaria y Secundaria, La Salle; y el CEIP Alberich i Cases y el IES Gabriel i Ferrater, centros públicos de Primaria y Secundaria, respectivamente. En Vic, sólo habrá un centro habilitado.

En el caso de Reus, se ha calculado que habrá unos 20 alumnos por módulo y dos módulos en cada centro. Los módulos serán por edades y se atenderán los niños y niñas de edades entre 8 y 12 años y de 12 a 16 años de edad, respectivamente. Un docente, un integrador social y un educador social serán los encargados de su formación durante esta estancia que se quiere que sea lo más breve posible y se calcula en un mes antes que el alumno inicie su escolarización normal.

Aunque aún no hay una fecha concretada, está previsto que las aulas entren en funcionamiento durante el primer trimestre escolar. El año pasado llegaron a Reus con el sistema llamado de matrícula viva, es decir con el curso ya iniciado, unos 800 alumnos de Educación Infantil y Primaria, y unos 300 de Secundaria, aunque no se espera que todos ellos entren en los EBE ya que una parte eran alumnos no extranjeros que se habían trasladado de domicilio.