19 de octubre de 2019
18 de septiembre de 2018

El Consell de l'Advocacia Catalana apoya a Gonzalo Boye unánimemente

Puntualiza que no es competente para amparar al abogado de Puigdemont

BARCELONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consell de l'Advocacia Catalana, integrado por 14 colegios de abogados de Catalunya, ha acordado por unanimidad apoyar al letrado Gonzalo Boye --que defiende al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y a exconsellers en Bélgica-- por los ataques que asegura haber sufrido por la demanda en Bélgica contra el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena.

En un acuerdo difundido este martes de respuesta a la petición de unos 380 abogados de darle amparo, el Consell muestra su apoyo a "todos los letrados que, como el Sr. Gonzalo Boye Tusset, reciban presiones e injerencias de cualquier tipo procedentes de cualquier persona o entidad" que puedan perjudicar su independencia, libertad, dignidad e integridad del ejercicio profesional.

El documento, fechado este lunes y firmado por el presidente Julio J. Naviera, puntualiza que ni el Consell ni los 14 colegios que lo integran pueden dar amparo formal a Boye, ya que, según la normativa, "es competencia que corresponde únicamente al Colegio de Abogados donde esté colegiado".

La institución declara, sin embargo, que cuando un abogado pide amparo se presume que está ejerciendo su función de defensa con total responsabilidad y que tiene presiones externas que perjudican a su cliente, por lo que su colegio "tiene la obligación de darle el amparo".

Añade que el derecho de defensa tiene que ser respetado por todos y que "son intolerables las intromisiones mediáticas o de cualquier otro tipo" en su ejercicio.

EL COLEGIO DE MADRID RECHAZA EL AMPARO

El Colegio de Abogados de Madrid (Icam) "por unanimidad y sin reservas" rechazó el jueves amparar a Boye.

Fuentes del órgano colegial también señalaron a Europa Press que además se advirtió a Boye de que el comité deontológico estudia abrirle un expediente a causa de una queja presentada al Colegio por la traducción errónea de las declaraciones de Llarena, utilizadas en la demanda.

El abogado, sin embargo, solicitaba que se le amparara frente a las amenazas que dijo haber recibido en redes sociales por parte de personas como el periodista Alfonso Rojo y los políticos Toni Cantó (Cs) y la exmiembro de Vox Cristina Seguí.