18 de septiembre de 2019
6 de junio de 2018

Creu Roja de Catalunya detecta "intermitencias" en la pobreza, aunque con el 70% de crónicos

Uno de cada tres encuestados ya no requiere ayuda humanitaria, pero sigue necesitando capacitación

Creu Roja de Catalunya detecta "intermitencias" en la pobreza, aunque con el 70% de crónicos
EUROPA PRESS

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 70% de las personas que requieren ayuda básica de Creu Roja en Catalunya sufren pobreza crónica a pesar de la mejora de la situación económica, según el XI Observatorio 'Pobreza intermitente: entre la recuperación y la cronificación', que ha detectado algunas personas que mejoran la situación, aunque el 81% de las familias con niños a cargo y requieren apoyo básico tienen una situación cronificada --el 25%, madres solas--.

En rueda de prensa este miércoles, el coordinador de la Creu Roja en Catalunya, Enric Morist, ha explicado que se trata de un momento "de menos extensión en la pobreza, pero de más profundidad", afectando a menos personas porque un 36% no requiere ayuda humanitaria --como alimentos--, pero siguen necesitando apoyo para lograr la plena autonomía.

"Para que no se dé esta pobreza intermitente es necesario realizar otro tipo de acciones, vinculadas a la capacitación y el apoyo emocional", ha afirmado, y ha recordado que siguen entrando personas por primera vez aunque la cifra global baje, tras alertar del riesgo de pobreza hereditaria que se da en los hogares con niños en pobreza crónica, por lo que la entidad se centrará en los próximos años en la cronicidad, con una campaña.

La asesora Anna Sabaté ha detallado que el estudio ha observado las mismas personas que en el anterior observatorio --más de 1.100 encuestas telefónicas, de un universo de 12.000 usuarios--, y una de cada tres les ha dicho que ya no necesita la ayuda básica que requerían anteriormente --aunque no significa que dejen de ser pobres--, y en la mayoría es porque han encontrado un trabajo.

"Desmentimos esa leyenda que hay de que las personas viven de las ayudas", ya que cuando pueden dejan de pedirlas, ha afirmado, además de señalar que el trabajo no garantiza estabilidad y estas personas acumulan una gran cantidad de deudas.

La responsable del estudio, Pilar Millán, ha explicado que el colectivo que "más sufre" falta de recursos son los de 30 a 49 años, mientras que el 74% de los atendidos están desempleados, siendo los mayores de 60 años los que tienen más problemas para encontrar trabajo (80% de desempleo), aunque les preocupa especialmente la situación de los de 18 a 29, con el 76,5% de desempleados.

El 64,2% de los encuestados continúa necesitando ayuda básica, y más de la mitad de las familias tiene gastos iguales o superiores a los ingresos --sobre todo por el alquiler--, y en un 30,8% de las unidades familiares que sigue necesitando apoyo tiene unos ingresos de entre 301 y 600 euros mensuales, con un grado de privación material severa del 78,7%.

En el 42,5% de los que requieren ayuda, los ingresos provienen de prestaciones, mientras que, por el otro lado, más del 40% ha mejorado su situación laboral, mientras que un 58% se mantienen, una buena noticia que hay que acoger "con prudencia", según Millán.

DESCONOCIMIENTO DE LA RGC

Sobre la aplicación de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), Morist ha observado que el 57,5% de las personas no conocían esta prestación, y solo el 10% la recibe, y a pesar de que han admitido que lleva poco tiempo y le falta recorrido para implementarse, han destacado que hay personas que no podrán acceder pero siguen requiriendo ayuda, como los trabajadores pobres.

El presidente de la Creu Roja en Catalunya, Antoni Aguilera, ha considerado que es "muy esperanzador constatar que una de cada tres personas ha mejorado la situación respecto al año anterior", aunque sigue presente la vulnerabilidad económica, y ha indicado que para que mejore el colectivo habrá que empoderarlo y potenciar su autonomía personal.

Para leer más