10 de abril de 2020
14 de febrero de 2014

Duran insta al Gobierno a sentirse "aludido" por las demandas de diálogo de Oliu y Fainé

Avisa de que si las balanzas fiscales no reconocen el déficit fiscal no se las creerá "nadie"

Duran insta al Gobierno a sentirse "aludido" por las demandas de diálogo de Oliu y Fainé
EUROPA PRESS

BARCELONA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, ha instado este viernes al Gobierno central a sentirse "aludido" tras las demandas de diálogo hechas por el presidente del Banc Sabadell, Josep Oliu, y de CaixaBank, Isidre Fainé, para que haya un entorno político y económico estable.

En rueda de prensa tras reunirse la dirección de la federación, ha asegurado que están por buscar acuerdos que den estabilidad política, pero que para que puedan haber acuerdos "se necesitan dos partes".

"Y no tenemos a nadie que quiera sentarse para llegar a un acuerdo dialogado sobre la cuestión catalana", ha añadido el también líder de UDC, por lo que ha emplazado al Ejecutivo central a tenerlo en cuenta.

A la espera de que se celebre este mes el debate del estado de la nación, Duran ha explicado que su discurso será "muy crítico y duro con la actitud, las medidas y, a veces, con la pasividad" del Gobierno con el proceso soberanista y también desde la perspectiva económica y social.

También aprovechará para constatar que, pese al proceso soberanista, Catalunya es la "locomotora" de la recuperación económica en España.

RESPONDE A CAMACHO

Además, ha replicado a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, que no se siente aludido por sus palabras cuando ésta le ha pedido que actúe para atajar el "disparate independentista".

"Tengo un problema personal con la señora Camacho, lo siento. No me siento aludido por ella", ha sentenciado Duran, tras destacar que quien debe sentarse a dialogar es el PP, el partido al que representa.

Sin embargo, ha lamentado que el PP desembarcara hace unas semanas en Catalunya y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no desvelara su plan para frenar la consulta, y que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunciara que dejaría de publicar las balanzas públicas para después dar marcha atrás.

"Cuando se publiquen, mucha gente no se las creerá: o son balanzas reales que identifican el déficit fiscal o no se las creerá nadie", ha destacado Duran, que ha advertido que lo único que consiguieron fue generar desconfianza.