1 de abril de 2020
29 de septiembre de 2008

ERC no renunciará a que los barceloneses acudan a las urnas para votar sobre la reforma de la Diagonal

BARCELONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, advirtió hoy de que no renunciará a que los barceloneses puedan acudir a las urnas a votar sobre el proyecto de reforma del tramo de la Avenida Diagonal entre las plazas de Glòries y Francesc Macià, por donde se ha de unir el TramBaix y el TramBesòs.

En un comunicado, Portabella prometió mantener una actitud dialogante durante la organización de la consulta ciudadana, aunque vio necesario que se pueda votar. "No es suficiente votar una vez cada cuatro años", defendió, y aseguró que será paciente para hacer "la primera consulta ciudadana hecha nunca en Barcelona".

Pidió superar el modelo de "buscar propuestas de gran impacto mediático e ir más allá buscando la máxima implicación de la ciudadanía en la toma de decisiones", a través de una consulta ciudadana que contemplan textos legales municipales y catalanes como la Carta Municipal.

Portabella apostó porque el Gobierno municipal, que forman PSC e ICV-EUiA, "mire a la gente de Barcelona", haciéndola partícipe de las grandes decisiones "para generar orgullo de pertenencia e identificación" con la ciudad.

"Si nos creemos el modelo de democracia participativa y lo ponemos en práctica, romperemos en parte esta dinámica de desafección que se ha generado entre la política y la sociedad civil", defendió.

Para agilizar los trámites del proyecto de reforma, el dirigente republicano se ofreció a participar en la organización de la consulta. Recordó que la definición del proceso participativo lo marcó el Gobierno municipal, que se emplazó a enero para definir cómo se concreta.

Según Portabella, "Barcelona, como ciudad moderna y dinámica, ha de ser un referente en el modelo de democracia participativa y por ello se tiene que hacer un paso más allá de la retórica de los textos legales".