21 de marzo de 2019
24 de octubre de 2010

La Favb critica la "pasividad" municipal ante los indicios de irregularidades en Ciutat Vella

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona, Eva Fernández, ha criticado la "pasividad" del Ayuntamiento pese a las advertencias de comercios y vecinos que detectaban "irregularidades" en Ciutat Vella en relación a la concesión de licencias y al cumplimiento de la normativa del ruido.

Lo ha dicho coincidiendo con la investigación en marcha sobre la presunta trama de concesión de licencias que investiga la titular del Juzgado de Instrucción número 33, y por la que están imputados los funcionarios municipales Heliodoro Lozano y Elena Ariza --ambos cesados--, y el ingeniero Joaquín Quílez.

En una entrevista de Europa Press, Fernández ha afirmado que desde hace tiempo que sectores vecinales sobre todo de Ciutat Vella advertían de que "detectaban irregularidades en cuanto a la concesión de terrazas, pisos turísticos y a ser poco cuidadosos con la normativa del ruido".

"Recuerdo denuncias muy claras de la Asociación de Vecinos del Gòtic, centrada en apartamentos turísticos, y un sector vecinal de la plaza Reial por ruidos en los locales nocturnos", ha explicado, y ha concretado que en la plaza Reial había locales que cerraban y abrían una semana después con otro nombre sin cambiar de propietario.

Sin embargo, los vecinos "veían como el Ayuntamiento se lo tomaba con gran pasividad". Además, en la Favb les consta que la propia ex concejal de Ciutat Vella, Itziar González --amenazada por la trama--, "había elevado sus dudas en diversos momentos porque las había compartido con otra gente", evidenciando prácticas "poco ortodoxas".

"No se entiende como políticos responsables en último término no eran conscientes de la existencia de todo esto, o hacían la vista gorda", ha criticado, y ha advertido que una vez se haya aclarado la trama deberán determinar las responsabilidades políticas.

Según Fernández, las figuras más relevantes son las de los ediles de Ciutat Vella anteriores a Itziar González, que son "quienes consolidaron una manera de hacer". Entre ellos se ha referido al dimitido Carles Martí, que en mayo dejó la primera tenencia de alcaldía tras el fracaso de la consulta de la Diagonal.

"Somos muchos que pensamos que fue una dimisión muy poco esperada en aquel momento pero muy oportuna vista desde ahora, porque lo preserva y lo coloca fuera de la crítica actual", ha afirmado en relación a la trama de Ciutat Vella. "La repercusión ciudadana que tuvo la consulta no acababa de explicar la dimisión", ha añadido.

LEGALIZAR LA PROSTITUCIÓN

Coincidiendo con la apertura del macroprostíbulo de La Jonquera (Girona), Fernández también ha abogado por legalizar la prostitución, hacer una normativa y "asumir que es una actividad laboral como pueden serlo otras", asunto también ha sido polémico en Barcelona por el ejercicio de prostitutas en la calle.

La líder vecinal ha rechazado la vía punitiva que, según ella, han adoptado las administraciones tras publicarse unas fotografías en que se mostraba la prostitución explícita en el Mercado de la Boqueria. "Si baja la presión policial, volverá a emerger la prostitución", ha advertido.

Según ella, "las respuestas sencillas y mecánicas acostumbran a cargar el problema sobre la víctima y no resolver nada", lo que ha ejemplificado con una prostituta que se vea obligada a ejercer tras el Cementerio de Montjuïc por la presión policial en La Rambla.

Tendrá peores condiciones de higiénicas y de seguridad, y "menor capacidad de negociación" del precio con el cliente, "como ocurrió con la ordenanza del civismo", cuando bajaron los precios porque las prostitutas no podían estar tanto en la calle.

En suma, ha apostado porque ejerzan en espacios "sin la precariedad de hacerlo en la calle ni estar sometidas a mafias". Con la regulación, ha defendido que podrían acudir a los sindicatos para negociar las condiciones laborales.