26 de abril de 2019
19 de febrero de 2019

La Generalitat paga el arranque de 2.000 hectáreas de fruta de hueso para reducir la oferta

El Ministerio rechaza colaborar y la consellera pide a otras comunidades que paguen arranques

La Generalitat paga el arranque de 2.000 hectáreas de fruta de hueso para reducir la oferta
EUROPA PRESS

LLEIDA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consellera de Agricultura, Teresa Jordà, ha anunciado este martes que la Generalitat pagará en solitario, sin colaboración del Ministerio, 10 millones de euros para que los productores puedan arrancar 2.000 hectáreas de melocotón, nectarina, paraguayo, y platerina, "para reducir la oferta".

Estas 2.000 hectáreas equivalen a 80.000 toneladas de fruta de hueso, "un volumen que coincide con lo que lo que se dejó de exportar raíz del veto ruso", ha explicado la consellera en rueda de prensa en la que ha pedido que otras comunidades sigan a Catalunya y convoquen ayudas al arranque.

Poco antes de la rueda de prensa Teresa Jordà --acompañada de los directores generales de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias, Carmel Mòdol, y de Agricultura y Ganadería, Elisenda Guillaumes, y el director de los Servicios Territoriales de la Conselleria en Lleida, Ferran de Noguera-- ha presentado al sector en el marco de una reunión extraordinaria de la Mesa Sectorial Agraria de la Fruta Dulce.

Se trata, según Jordà de "una medida estructural y menos costosa que si se tuviera que recurrir a una retirada extraordinaria, que tendría un coste anual estimado de entre 35 y 55 millones de euros".

La consellera ha explicado que hace un tiempo cuando la Generalitat planteó al Ministerio que aportara dinero para el plan de arranque, el Estado pidió una encuesta para conocer las previsiones del sector.

Agricultura publicará en breve la convocatoria de las ayudas a las que podrán acogerse agricultores que hayan arrancado frutales de hueso desde el 1 de julio de 2018 hasta la fecha de publicación de la convocatoria o que tengan previsto arrancar hasta el 31 de marzo de 2020.

La dotación máxima de esta convocatoria de ayudas es de 10 millones de euros para el periodo 2019-2020, la máxima superficie subvencionable para cada titular de explotación es de 3 hectáreas, y el importe máximo a recibir será de 5.000 euros por hectárea, siempre en función de las hectáreas totales solicitadas en el plan.

Los agricultores que las pidan debe comprometerse a no plantar en su explotación árboles de las especies incluidas en el plan, al menos en los cuatro años siguientes al arranque con ayuda.

"Debemos actuar contra el desequilibrio entre la oferta y la demanda, y el momento de hacerlo es ahora por la alta competencia que hay en el mercado, en un momento en que cualquier pequeño desequilibrio en la demanda puede generar un bache importante a nivel de oferta ", ha afirmado Jordà.

Por su parte, Carmel Mòdol ha remarcado que "el Ppan de arranques es la última medida pendiente de aplicar los compromisos adquiridos con el sector hace un año, cuando se aprobó, de manera unánime, todo el plan de acción de la fruta dulce; lo que constata que el Departamento ha cumplido todos y cada uno de los compromisos adquiridos".