20 de abril de 2019
24 de octubre de 2010

El Govern, PSC y CiU piden respeto a la tradición y valores democráticos de Catalunya

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Trabajadores Pakistaníes (ATP) y la Federación de Entidades Latinoamericanas (Fedelatina) han abogado por crear una nueva cultura común en Catalunya a partir de los valores autóctonos y extranjeros ante el fracaso del multiculturalismo en Europa, mientras que el Govern, PSC y CiU han reclamado respeto a la tradición y valores democráticos del país de acogida.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Fedelatina, Javier García Bonomi, ha afirmado que las sociedades europeas "están en construcción", y ha reclamado a los catalanes que se esfuercen por incorporar "lo mejor" de los valores y la cultura de los inmigrantes, utilizando su propio bagaje tan sólo como base.

El presidente de la ATP, Javed Ilyas, se ha mostrado escéptico sobre la conveniencia de exigir los valores y cultura españoles a los inmigrantes --"habría que precisar muy bien de qué cultura y valores se trata"--, y ha apostado por fomentar el conocimiento y aceptación mutua entre catalanes.

También en declaraciones a Europa Press, el secretario de Inmigración de la Generalitat, Oriol Amorós, ha afirmado que los extranjeros deben integrarse en una cultura pública común con espacio para la cohesión y la diversidad a partes iguales. "Se deben compartir elementos irrenunciables como la lengua y cultura catalanas, el respeto a los valores democráticos, a los derechos humanos y a la igualdad de género", ha explicado el secretario, y ha remarcado su compatibilidad con la diversidad lingüística y religiosa.

VALORES DEMOCRÁTICOS

Para Amorós, la política de Inmigración catalana evita los errores de otros países europeos al apostar por la interculturalidad en lugar del multiculturalismo alemán, con la coexistencia de comunidades aisladas, y del asimilacionismo francés, con la negación de la cultura de origen.

"A diferencia de Alemania, sabemos que los inmigrantes vienen a quedarse, y trabajamos desde el principio para que se incorporen en Catalunya", ha apostillado, remarcando que la paz social dependerá del éxito escolar y de la igualdad de oportunidades para sus hijos.

El diputado de CiU en el Parlament Josep Lluís Cleries ha explicado a Europa Press que los inmigrantes deben hacer un esfuerzo para integrarse en "una cultura común con la lengua y valores de la tierra de acogida sin por ello renunciar a sus orígenes".

"Un país multicultural acaba por no ser nada porque no hay donde enraizarse", ha señalado Cleries, y ha subrayado que Catalunya "no puede renunciar a su forma de ser" por la llegada de extranjeros. A su juicio, la incorporación debe ser bidireccional y aunar la voluntad de acogida por parte de los catalanes con el esfuerzo por integrarse de los inmigrantes.

En la misma línea, la diputada del PSC en el Parlament Consol Prados ha apostado por el respeto a los "valores constitucionales y democráticos" y a la formación en lengua, mercado laboral y sociedad que brinda la Ley de Acogida catalana. "No tenemos mecanismos para obligar a nadie a adoptar la cultura catalana, pero podemos incentivar la participación en acciones de primera acogida", ha precisado en declaraciones a Europa Press.