5 de diciembre de 2020
4 de enero de 2012

El Govern retira el decreto que le permitía aplazar los pagos a funcionarios

El Govern retira el decreto que le permitía aplazar los pagos a funcionarios
GENERALITAT DE CATALUNYA / RUBEN MORENO

BARCELONA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Govern ha retirado el decreto ley que aprobó el 20 de diciembre y que le hubiera permitido aplazar el pago de un 20 por ciento de la paga extra de Navidad de los funcionarios.

La decisión fue adoptada este martes en la reunión del Consell Executiu, y ha sido notificada a los grupos en un breve texto al que ha tenido acceso Europa Press y que argumenta que "una ligera apertura" de los mercados financieros ha aliviado los problemas financieros de la arcas catalanas.

El decreto nunca llegó a aplicarse ya que la Generalitat firmó un crédito con el Banco Sabadell para paliar sus tensiones de tesorería y que finalmente le permitió pagar la paga completa.

Todos los grupos parlamentarios, excepto CiU y PP, impugnaron el decreto ante el Consell de Garanties Estatutàries al entender que la decisión del Govern vulneraba los convenios colectivos y no se adecuaba ni al Estatut ni a la Constitución.

El órgano consultivo de la Generalitat admitió a trámite el recursos de los partidos el 29 de diciembre, y ahora tendrá que decidir si paraliza el dictamen sobre la legalidad del decreto o analiza igualmente el contenido.

ICV SOLICITA COMPARECENCIAS

La portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, ha criticado que la retirada del decreto demuestra que era "ilegal", y ha considerado que esto no tendría que frenar ni el dictamen del Consell de Garanties ni la resolución de los recursos impuestos por centenares de trabajadores públicos.

Asimismo, los ecosocialistas han registrado en el Parlament una petición para que den explicaciones ante la Cámara la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, el conseller de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, y el portavoz del Ejecutivo, Francesc Homs.

Camats ha acusado al Govern de "esconder" la decisión que había tomado hasta este miércoles para no interferir en el balance del primer año de gestión que hizo este martes el presidente Mas.