25 de febrero de 2021
19 de enero de 2021

La Guardia Urbana de Barcelona interpuso 244 multas a usuarios de patinetes este lunes

La Guardia Urbana de Barcelona interpuso 244 multas a usuarios de patinetes este lunes
Un hombre en bici y un joven en patinete, Catalunya (España), a 10 de noviembre de 2020. La propuesta de Plan de Movilidad Urbana (PMU) de Barcelona plantea que en 2024 un 81,52% de los desplazamientos se hagan a pie, en transporte público o en biciclet - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

El aumento de sanciones coincide con el primer día del dispositivo de control de la nueva normativa

BARCELONA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Urbana de Barcelona ha interpuesto este lunes 244 multas a conductores de patinetes por incumplir algún aspecto de la nueva normativa de Vehículos de Movilidad Personal (VMP), que entró en vigor el pasado 2 de enero.

Lo ha explicado la inspectora de la Guardia Urbana Noelia López en una entrevista a Ràdio 4 y La 2 recogida por Europa Press, en la que ha dicho que esta cifra es diez veces superior a las multas tramitadas de media cada día durante el año pasado.

López ha detallado que la mayoría de las sanciones han sido por circular por la acera, llevar auriculares puestos y saltarse un semáforo en rojo: "Ayer encontramos a una persona circulando con un patinete por la Ronda Litoral, que es una vía rápida", ha añadido.

El aumento de las denuncias coincide con el nuevo dispositivo de la policía barcelonesa para garantizar el cumplimiento de la nueva normativa VMP, y el importe de las sanciones por incumplirla van de los 100 a los 500 euros.

NORMATIVA

En cuanto a la normativa, se reduce de los 30 a los 25 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida a los patinetes para adaptarse al Real Decreto y no podrán circular por calles de plataforma única por los que no circulen vehículos.

Además, no podrán llevar asiento, a no ser que estén dotados de un sistema de autobalanceo, y se mantiene la prohibición de circular por las aceras y por otras zonas de peatones.

El control del cumplimiento de la nueva normativa se llevará a cabo en toda la ciudad, con especial atención en puntos con mayor circulación de VMP y entornos escolares, por parte de los más de mil agentes que patrullan la ciudad, sin que se cree una unidad específica para ello.