10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 30 de octubre de 2014

    El ICF financia a 1.200 empresas con 570 millones hasta septiembre, un 23% más

    La entidad pública gana 8,3 millones antes de impuestos en los primeros nueve meses

    BARCELONA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Institut Català de Finances (ICF) ha facilitado financiación, mediante préstamos y avales, a 1.209 empresas --un 96% pymes y autónomos-- entre enero y septiembre, por un importe global de 570,4 millones de euros, lo que supone un 23% más respecto al mismo periodo de 2013.

    Según ha informado la Conselleria de Economía y Conocimiento este jueves en un comunicado, este volumen de financiación ha permitido la creación y/o mantenimiento de 45.239 puestos de trabajo.

    El 66% de los 570,4 millones corresponde a financiación para nuevas inversiones y circulante y el 33% restante a refinanciaciones para facilitar la viabilidad de las empresas y reactivar su actividad.

    En la financiación de nuevas inversiones y circulante figuran 596 préstamos para proyectos de internacionalización, innovación y crecimiento (269,3 millones); 41 préstamos a accionistas para aumentar la capitalización de la empresa (6,2 millones); 855 avales a pymes y autónomos para acceder a crédito bancario (101,2 millones), y la inversión en bonos corporativos de empresas en el Marf (2,1 millones).

    En total, de enero a septiembre, el ICF ha formalizado un total de 1.603 operaciones de crédito, un 52% más que el año pasado.

    BENEFICIOS

    La entidad financiera pública catalana ha registrado un beneficio de 8,3 millones de euros antes de impuestos hasta septiembre, lo que la Generalitat ha atribuido principalmente al rendimiento de su actividad y la optimización de su coste de endeudamiento.

    Ha recordado que el ICF no se financia a través de los presupuestos de la Generalitat, sino que obtiene los recursos de los mercados y hace sus inversiones en condiciones de mercado.

    La Generalitat ha destacado que a 30 de septiembre, el ICF presenta unos niveles elevados de solvencia, del 28,3%, respecto al coeficiente requerido en el sector financiero, del 8%, y durante el tercer trimestre, ha reducido la ratio de morosidad del 15,6% al 14,5%.