17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

Juan Gabriel Vásquez novela la segunda mitad del siglo XIX colombiano en su nuevo libro con Conrad como telón de fondo

BARCELONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez novela en 'Historia secreta de Costaguana' (Alfaguara) la segunda mitad del siglo XIX en Colombia bajo el prisma de un protagonista que guarda una cuenta pendiente con el novelista Joseph Conrad.

La historia cuenta en primera persona la vida de José Altamirano desde el hallazgo de su padre, un hombre que se enfrenta a los sectores más conservadores, la construcción del canal de Panamá hasta el encuentro y el 'robo' de su persona para una novela de Conrad, que le sirve al autor para trazar una panorámica de la violenta y confusa segunda mitad del siglo XIX.

En una entrevista concedida a Europa Press, Juan Gabriel Vásquez (Bogotá, 1973) aseguró que ha elegido situar su novela en este periodo porque es una "metáfora" de Colombia por que padece una situación de continua "violencia y guerra civil".

Vásquez no se atrevió a definir su novela --se puede considerar "una novela de aventuras, histórica o una reflexión sobre la historia"--, pero lo que sí defendió es el uso de la novela como vehículo para transmitir la Historia y "el pasado común".

Como ya sucedía en su novela anterior, 'Los informantes', radicada en la Colombia posterior a la II Guerra Mundial y las relaciones con el nazismo, esta historia relaciona "la Historia con las pequeñas historias privadas".

El autor colombiano aseguró que se alinea con autores como el turco Orhan Pamuk en el "derecho del novelista a distorsionar la Historia y cambiar la cronología siempre que se justifique el producto final" y quiso dejar claro que separa su obra de "la novela histórica al uso".

Vásquez parafraseó a Aldous Huxley cuando aseguraba que Kierkegaard y Dostoievsky podían hablar de lo mismo, pero el novelista ruso "era más profundo y llegaba más". El escritor colombiano sostuvo que la novela puede llegar "más lejos" que el ensayo en aquellos asuntos en los que se carece de documentación.

Para Juan Gabriel Vásquez, los avatares de José Altamirano, "un personaje contradictorio y angustiado" que "escribe para ser perdonado", le permiten trazar esa panorámica de la Colombia del siglo XIX permitiéndose licencias, pero advirtiendo que "las cosas más verosímiles son inventadas, y las más inverosímiles son reales". El autor señaló que, menos la vida de Altamirano, "en el resto no he inventado demasiado".

El escritor aseguró que la inclusión de Joseph Conrad en la novela "no fue por práctica" sino que se basa en la leyenda de que estuvo en Colombia justificada en una serie de cartas enviadas a Santiago Pérez Triana, hijo de presidente colombiano exiliado en Londres, y de que 'Nostromo' se basa en la separación de Panamá de Colombia.

Altamirano acusa a Conrad de "robarle su vida" para escribir sus novelas y el relato que escribe es la "recuperación" de su propia existencia. Juan Gabriel Vásquez señaló que para entender su novela "no hace falta leer" a Conrad.

Juan Gabriel Vásquez aseguró que en sus próximas novelas seguirá explorando episodios de la historia cubana, aunque también mostró cierta "obsesión por el cambio". Es por ello que baraja dos o tres proyectos diferentes, que tienen en común buscar "hipnotizar al lector".