20 de enero de 2020
3 de junio de 2009

Junqueras reclama someter a referéndum el Tratado de Lisboa

BARCELONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato de ERC a las elecciones europeas, Oriol Junqueras, reclamó hoy someter a referéndum en los Estados de la UE el Tratado de Lisboa, como hizo Irlanda en 2008, porque no es más que una "modificación leve" del tratado Constitucional que fue rechazado. Calificó de "contrasentido democrático" que tras ese rechazo de los ciudadanos de algunos Estados, se optara por el Tratado sin consultarlo.

En rueda de prensa junto al conseller de Gobernación y Adeministraciones Públicas, Jordi Ausàs, Junqueras criticó los "déficits democráticos" de la UE, y aseveró que cualquier decisión tomada por referéndum que se modifique debe volverse a consultar a los ciudadanos.

Acusó a los Estados que fueron "incapaces" de convencer a sus ciudadanos de las "supuestas bondades" de la Constitución Europea de intentar ahora "modificarlo levemente" sin consultarlo a la ciudadanía por "miedo de volver a perder". "La democracia no debe asustar a nadie", aseveró.

Tras considerar que se debería haber consultado la entrada al euro, también abogó por elegir al presidente de la UE mediante referéndum --como hacen los Estados Unidos--, o la política exterior común y la eventual presencia militar comunitaria.

Junqueras presentó hoy las propuestas de ERC sobre democrática del continente para acercarlo más a los ciudadanos. Erigió la Ley de Consultas que promueve el Govern en "ejemplo" para las instituciones europeas. Propuso profundizar en los mecanismos de consulta electrónica para facilitar la participación ciudadana.

El candidato opinó que reforzar la democracia es sinónimo de reforzar las instituciones europeas y las "legítimas aspiraciones nacionales y sociales" de Catalunya. También vio un déficit democrático que la Comisión Europea no emane del Parlamento.

Criticó una vez más que España sea el "único Estado mediano o grande" de la UE con una sola circunscripción electoral. Lamentó que mientras países con el mismo peso demográfico que Catalunya disponen de 18 eurodiputados, a Catalunya le tocan 7.

También consideró una "anomalía" que el Estado no permita Catalunya tener circunscripción europea propia, y aseguró que así lo opinan también las instituciones comunitarias. "¿Por qué el voto de los catalanes vale una tercera parte de lo que vale el voto de cualquier otro ciudadano europeo?", cuestionó, y añadió que precisamente esto prueba la necesidad de que Catalunya sea Estado, para triplicar su representación en Europa.