1 de noviembre de 2020
23 de marzo de 2014

Mas le agradece en nombre de Catalunya la "justicia" de restablecer la Generalitat

Dice que el decreto que devolvía el Govern prueba el verdadero origen del autogobierno

Mas le agradece en nombre de Catalunya la "justicia" de restablecer la Generalitat
EUROPA PRESS

   BARCELONA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Ejecutivo catalán, Artur Mas, ha afirmado este domingo que el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez demostró "instinto, coraje y valores humanos, e hizo justicia restableciendo la Generalitat" en 1977.

   "Como presidente de Catalunya, quiero hacer constar el agradecimiento de nuestro país con Adolfo Suárez por el restablecimiento de la Generalitat" en 1977, es decir, antes de la Constitución, ha destacado en un comunicado por la muerte del expresidente.

   Para Artur Mas, con eso demostró su capacidad de "asumir grandes riesgos para cumplir un deber de justicia con Catalunya y, a la vez, asegurar treinta años de convivencia democrática".

   Por eso, en 1995 recibió el II Premi Blanquerna de manos del enteonces presidente Jordi Pujol, en reconocimiento a su contribución al conocimiento, desarrollo y proyección de Catalunya.

   Mas ha constatado que, con el retorno del presidente Josep Tarradellas del exilio, la Generalitat fue la única institución de la República que se restauró después de 1975, y su decreto de restablecimiento dice que la Generalitat 'es una institución secular, en la que el pueblo catalán ha visto el símbolo y el reconocimiento de su personalidad histórica'.

VOLUNTAD E HISTORIA

   Con ese decreto, de la mano del Rey y de Suárez, el Estado hace "el mejor reconocimiento del carácter peculiar de Catalunya y del hecho de que su autogobierno no emana del ordenamiento jurídico, sino de la voluntad de ser y de la historia" catalanas, según Mas.

   También ha recordado el discurso de Suárez en el Palau de la Generalitat en 1977, cuando Tarradellas asume oficialmente la Presidencia: 'Por primera vez desde hace siglos el hecho catalán se aborda desde el gobierno de la Monarquía y desde Catalunya sin pasiones, sin enfrentamientos ni violencias', desde el 'respeto, comprensión, serenidad y voluntad de pacto'.

"NO TODOS LOS POLÍTICOS SON IGUALES"

   El presidente catalán agradece además a Suárez su "valentía y dignidad" ante el golpe de Estado de 1981, cuando demostró que "no todos los políticos son iguales".

   En cuanto a sus años de gobierno en general, constata que le movieron dos cosas: la convicción de que 'el futuro no está escrito porque sólo el pueblo puede escribirlo' y el compromiso que asumió en 1976: 'Elevar a la categoría de normal lo que a nivel de calle es plenamente normal'.

Para leer más