18 de octubre de 2019
9 de diciembre de 2009

Millet.- La Audiencia confirma la libertad provisional para Millet y Montull

BARCELONA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona ha confirmado la libertad provisional con cargos para el ex presidente del Palau de la Música Fèlix Millet y su mano derecha Jordi Montull que decretó el juez de Instrucción número 30 de Barcelona, Juli Solaz. No obstante la Audiencia obligará a los dos imputados a presentarse mensualmente ante el juzgado.

De esta forma, la Sección Quinta ha desestimado el recurso presentado por la Fiscalía y las acusaciones particulares --Consorci, Fundació y Orfeó-- quienes alegaban un supuesto riesgo de fuga y de destrucción de pruebas.

Las acusaciones recuerdan que la condena para ambos imputados puede superar los diez años, con los delitos que se les imputan actualmente --falsedad documental y apropiación indebida--, que puede incrementarse si se les condena también por malversación de caudales públicos, infidelidad en la custodia de documentos o delito societario.

Según los recursos presentados por la Fiscalía y las entidades afectadas, la "pretendida" confesión de Millet y Montull es "parcial y limitada a sus gastos personales", por lo que es calificada de "incompleta y torticera".

Además, también aprecian riesgo de fuga por las "dudas" sobre su arraigo familiar y domiciliario, que se habría vuelto "hostil", la repulsa social de los hechos cometidos y su gran capacidad económica.

De hecho, según las acusaciones, la rápida consignación de 1,8 millones de euros por parte de Millet y Montull en el juzgado pone en evidencia esta capacidad económica, pero además es "insuficiente como pretendida reparación del daño".

Igualmente, alegan que ambos podrían destruir pruebas, hacerlo a través de terceros o influir en testigos, imputados o peritos.

No obstante, la Audiencia considera que teniendo en cuenta los meses pasados desde la presentación de la querella, en junio, no se aprecia especial riesgo de huida ni la posibilidad de destrucción de pruebas.

De hecho, los magistrados admiten que hubieran compartido la imposición de prisión provisional al inicio de la instrucción de la causa, pero en la actualidad, la actitud mostrada por Millet y Montull es suficiente para determinar que no hay riesgo de fuga. "Han podido fugarse sin la menor traba o dificultad durante los cinco meses anteriores y no lo han hecho", afirman los magistrados.

La Sección Quinta también alega que el supuesto desarraigo familiar o el riesgo de destrucción de pruebas y de influir en testigos no está concretado ni demostrado por las partes apelantes.