7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 20 de diciembre de 2010

    Ontiveros prevé un 2011 con fusiones de bancos medianos españoles dentro y fuera del país

    Pide un pacto político a diez años para asegurar el pago de la deuda pública

    BARCELONA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, ha augurado un 2011 con una segunda ronda de fusiones en el sistema financiero español protagonizada por bancos medianos que "liderarán procesos de concentración en España y en el exterior".

    En declaraciones a la prensa tras participar en los desayunos PriceWaterhouseCoopers para dibujar el escenario financiero de 2011, Ontiveros ha señalado que el próximo año será el de las fusiones de bancos y cooperativas de crédito.

    Incluso ha señalado que "más a largo plazo se pueden dar matrimonios entre bancos y cajas".

    Con todo, Ontiveros ha defendido la fortaleza del sistema financiero español, y ha restado importancia a las peticiones de los responsables del Banco de España de "dar prisa" a las fusiones de cajas cuando es la entidad reguladora la que "tiene el cronómetro".

    Ha argumentado que las cajas "estarán en mejores condiciones" tras las fusiones, y que aunque por el momento no les es favorable dar entrada a capital externo, en caso de necesitar recursos todavía hay disponibles del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

    Para salir de la crisis, ha remarcado que lo más urgente en España es que el sistema financiero vuelva al funcionamiento normal y financie la actividad empresarial, ya que es desde la recuperación del sector privado que volverá a crecer la economía.

    También ha visto positivo que entre capital extranjero en el sistema productivo español, ya que "la economía privada no puede pagar las deudas en efectivo, pero sí canjear activos".

    De la misma manera, también ha animado a las empresas españolas a seguir creciendo en exportaciones y presencia internacional, ya que "la única alternativa --para salir de la crisis-- es el sector exterior".

    En cualquier caso, ha incidido en la necesidad de que España mejore su imagen en los mercados internacionales, y ha lamentado que la guerra del pasivo entre las entidades financieras da una "señal negativa" y además reduce sus márgenes y puede conllevar "un problema que la banca española no tiene", que es el deterioro de la solvencia.

    CONTRIBUCIÓN PÚBLICA

    Para contribuir a la buena imagen de España en el exterior, ha propuesto que las administraciones "reduzcan incertidumbres" con ejemplos como un acuerdo político para asegurar que la deuda pública --estatal y autonómica-- "se pagará gobierne quien gobierne" en un escenario a diez años.

    Para ello, ha apuntado a medidas como avales del Estado para las autonomías y ha abogado por planes de saneamiento de las comunidades autónomas "creíbles en el exterior".

    Ontiveros ha considerado que España puede volver a crecer a ritmos del 2% anual o ligeramente por encima a partir de 2012, en línea con el promedio de Europa, aunque va a ser más difícil y largo acercar las tasas de paro a la media de la Unión Europea.

    De todas formas, ha insistido en que la mejora "dependerá del sector exterior", y sobre todo de cómo evolucione el turismo.

    Asimismo, ha aseverado que aunque Portugal deba ser rescatada, España "tiene capacidad de diferenciarse" por su mayor economía y sistema financiero, más potentes que los de los países intervenidos. Además, ha matizado la particularidad de que España "podría arrastrar a Alemania".