9 de agosto de 2020
10 de julio de 2020

Paran a un joven por no llevar mascarilla y acaba detenido tras huir de los agentes

Paran a un joven por no llevar mascarilla y acaba detenido tras huir de los agentes
Vehículo de la Policía Local de Torredembarra con el cristal roto - AYUNTAMIENTO DE TORREDEMBARRA

Apareció un grupo de 12 personas con actitud agresiva en el incidente, en Torredembarra (Tarragona)

TARRAGONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Torredembarra (Tarragona) detuvieron el jueves a un joven después de pedirle que se parara por no llevar la mascarilla obligatoria por el coronavirus, ya que huyó y acabó rompiendo el cristal de detrás de un coche patrulla.

Según relata el Ayuntamiento del municipio en un comunicado, un grupo de jóvenes protagonizó peleas y alteraciones al orden público durante la tarde, en una jornada que el consistorio ha descrito como "muy complicada".

Los hechos sucedieron sobre las 21.30 horas de la noche, cuando los agentes le pidieron al joven que se detuviera y él salió corriendo, por lo que se inició una persecución policial.

Los agentes lograron alcanzarle, y en ese momento un grupo de unos 12 jóvenes se acercó hasta la zona --el paseo de Miramar-- con actitud "agresiva" para intentar evitar la detención, y cuando los agentes introdujeron al arrestado en el vehículo otro joven propinó una patada a uno de los agentes y huyó.

Llegó una segunda dotación policial por lo que finalmente lograron introducir al detenido en el vehículo, pero este empezó a dar patadas y rompió el cristal de detrás del coche policial.

El Ayuntamiento también relata que lograron identificar a otro joven del grupo que en todo momento se mostró "muy agresivo y provocador", increpando a los policías y acusándolos de racistas.

PIDIERON REFUERZOS A MOSSOS

La Policía Local pidió refuerzos a los Mossos d'Esquadra por la gravedad de la situación y por la integridad física de los agentes, apunta el Ayuntamiento, que asegura que el grupo de jóvenes era "numeroso, violento, y podían llevar armas", por lo que se incorporaron dos patrullas de Mossos y una dotación del Área Regional de Recursos Operativos (Arro).

Horas atrás se produjeron otras alteraciones protagonizadas por el mismo grupo de jóvenes que se estaban peleando en la playa, y días anteriores los agentes ya habían recibido avisos de padres que decían que un grupo de jóvenes increpaba a sus hijas menores.