25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 15 de mayo de 2019

    Los reproches entre partidos sobre el proceso soberanista centran el debate europeo de TV3

    Los reproches entre partidos sobre el proceso soberanista centran el debate europeo de TV3
    DAVID ZORRAKINO/EUROPA PRESS

       El debate ha estado marcado por la marcha de Sarri (JxCat) en rechazo al veto de la JEC

       BARCELONA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

       Los reproches entre partidos sobre el proceso independentista ha centrado el debate de TV3 de este martes por la noche sobre las elecciones europeas y ha relegado los temas de la UE a un segundo plano.

       Esta tendencia ha comenzado ya en el inicio del debate, después de que el representante de JxCat, Aleix Sarri, haya decidido abandonar el debate en rechazo a que la Junta Electoral Central (JEC) haya vetado la intervención del candidato de JxCat Toni Comín, y también por que haya vetado al cabeza de lista de ERC, Oriol Junqueras.

       A esto se ha añadido que el primer bloque estaba dedicado a cómo la UE debe actuar ante el proceso independentista, pero el siguiente --dedicado a los valores europeos en temas como la crisis de refugiados-- también ha estado marcado por la situación en Catalunya y su relación con el resto de España.

       El candidato de ERC, Jordi Solé, ha sostenido que Catalunya defiende la democracia y comparte los valores de la UE, y ha pedido que Europa entienda que no puede desentenderse de la vulneración de derechos que cree que se vive en el Estado: "Que nunca más la UE mire hacia otro lado".

       Jordi Cañas (Cs) ha alertado de que la principal amenaza de la UE es "el crecimiento del nacionalpopulismo", en el que ha incluido a los partidos de extrema derecha y a los independentistas, ya que considera que el único apoyo que ha obtenido el proceso soberanista en Europa han sido de formaciones de extrema derecha.

       En la misma línea, el popular Esteban González Pons ha insistido en que el nacionalismo y el populismo de extrema izquierda y de extrema derecha son la principal amenaza de la UE, y ha destacado que, según él, en el Parlamento Europeo solo se ha debatido una vez sobre Catalunya y que "Puigdemont lleva mucho tiempo en Bruselas y no lo ha recibido nadie en la UE".

       El socialista Javi López ha subrayado que la solución en Catalunya debe hacerse en el Parlament y entre los partidos catalanes, y no en el Parlamento Europeo, y ha calificado de extrema derecha al partido Nueva Alianza Flamenca (NVA), el "socio que tiene el independentismo en Bélgica".

       Por parte de los comuns, Ernest Urtasun ha intentado rehusar de este tema, pero ha acusado a PP y Cs de "atizar el conflicto en Catalunya" y ha asegurado que su proyecto para el Estado fue derrotado en las elecciones generales del 28 de abril, y que ganó la izquierda y un proyecto de diálogo.

    COMPROMISO PARA EL CATALÁN

       Pese a que el tono general ha sido de reproches y desacuerdo, los candidatos han acercado sus posiciones en una cuestión: impulsar que el catalán sea lengua oficial en el Parlamento Europeo, aunque el PP y Cs han puesto condiciones.

       Tanto Solé como Urtasun han preguntado al resto de candidatos si se comprometen a tirar adelante esta iniciativa; López ha estado de acuerdo y ha dicho que el PSC ha trabajado para conseguirlo; pero González Pons ha pedido que también se haga con el resto de lenguas autonómicas, incluida el valenciano; y Cañas ha exigido que se defiendan "los derechos lingüísticos para todos" y también para las familias que quieren escolarizar a sus hijos en castellano.

    PROPUESTA ECONÓMICAS

       El debate también ha abordado el futuro económico de la UE: Solé (ERC) ha alertado de que un 22% de europeos viven en el umbral de la pobreza y ha asegurado que la única solución es que todos los Estado apuesto por una "unión social" de las políticas públicas, igual que ya hay una unión monetaria.

       Urtasun (comuns) ha abogado por armonizar la fiscalidad de los Estados miembros, ha asegurado que existe un "gran agujero fiscal de multinacionales que no pagan impuestos" y ha formulado dos propuestas concretas: una salario mínimo europeo y un impuesto europeo a las especulación inmobiliaria.

       López (PSC) ha admitido que muchas de las aspiraciones de mejoras sociales de la UE "son listas de buenas intenciones" pendientes de hacerse realidad, y ha lamentado que el crecimiento económico de los últimos años no ha repercutido en mejores condiciones de vida para la mayoría de la gente.

       Cañas (Cs) ha convenido en que "desde la gran crisis hasta ahora la desigualdad ha aumentado exponencialmente", y ha abogado por que las instituciones comunitarias sean más democráticas con más supervisión que la actuales.

       González Pons (PP) ha señalado que los europeos representan un 7% de la población mundial mientras que representan el 50% del gasto mundial del planeta, por lo que ha concluido que mantenerlo solo tiene una solución: "Vamos a tener que trabajar más y apostar más por la economía circular".

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Catalunya