10 de abril de 2020
16 de noviembre de 2018

Seat pide ayudas para que el sector del automóvil pueda abordar el fin del motor de combustión

De Meo cree que hay que "crear las condiciones" para que les sea rentable hacer el cambio

Seat pide ayudas para que el sector del automóvil pueda abordar el fin del motor de combustión
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MARTORELL (BARCELONA), 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Seat ha pedido ayudas para que el sector del automóvil pueda cumplir con los plazos previstos para acabar con los motores de combustión y ha reclamado "crear las condiciones" para que a la industria le sea rentable hacer la transición.

En un encuentro con periodistas este viernes, el presidente de Seat, Luca De Meo, ha afirmado que la transición hacia el vehículo eléctrico necesita un trabajo conjunto de todos los 'stakeholders', ya que la transición no va a ser gratis para nadie, en sus palabras.

"El objetivo de llegar a una movilidad neutra de impacto medioambiental o de seguridad, me parece un sueño que se puede compartir, lo compartimos, pero el tema es cómo se hace esto, con qué velocidad. Cómo gestionar esta transición", ha razonado De Meo.

EVOLUCIÓN COMPLICADA

Sobre el objetivo de reducción de emisiones de CO2 planteado por la Comisión Europea, que propone un límite de 95 gramos por kilómetro en dos años, una reducción del 15% para 2025, y otra del 30% para 2030, ha apuntado que algunos de los coches más ecológicos actuales ya llegan justos a la media prevista para 2025: "Esto quiere decir que la mitad de los coches tiene que estar por debajo, no lo puedes hacer si no hay coches híbridos".

"Si pensamos que la media de emisiones en 2030 va a ser 50 gramos, te das cuenta de los volúmenes que vamos a hacer bajo de los 50. Es una transformación en diez años total de una de las industrias más importantes que hay en el planeta", ha añadido.

En este sentido, ha calificado la aceleración exigida de "brutal", ya que obliga a tener el 50% de los coches híbrido, algo que pasa por empezar a producirlos hoy porque la media de duración de un coche en España es de 12 años, según él.

FORMACIÓN INTERNA

De Meo también ha apuntado las implicaciones que tiene este cambio a nivel productivo y, consecuentemente, laboral, porque los coches eléctricos necesitarán entre un 20% y un 30% menos de dedicación, algo que afectaría negativa a la parte proporcional de la plantilla: "O me planteo vender un 20% o 30% por ciento de coches más o tengo que buscar una solución para el 20% o 30% de trabajadores".

Por ello, ha explicado que han empezado a trabajar en la idea de transformar las competencias de los trabajadores en un programa que ya está presente en el convenio colectivo y al que ya se han apuntado 1.500 trabajadores: "Estamos invirtiendo sin la ayuda de nadie".

Cree que esta iniciativa va a ser un tema importante a nivel sistémico, y ha vaticinado que la nueva tecnología tendrá un papel absolutamente dominante: "En China se producen 400.000 ingenieros al año, esto es el mundo que vamos a ver".

GAS, UNA ALTERNATIVA

De Meo ha asegurado haber interiorizado en su estrategia el hecho de que las grandes ciudades van a limitar el tráfico de vehículos privados, aunque ve complicado aplicar tecnologías como las baterías a los vehículos comerciales, a diferencia de los turismos: "Es difícil encontrar una alternativa desde un punto de vista tecnológico en vehículos comerciales".

"Estamos luchando por el tema del gas, podría ser una alternativa, vehículos comerciales con biogás o mezclas para bajar las emisiones", ha asegurado.

Cree que el biogás puede ser una alternativa porque las grandes ciudades van a producir cada vez más residuos y porque es barato, aunque cree que su viabilidad como tecnología de transición a los coches eléctricos depende del tiempo que esté permitido su uso.

NEUTRALIDAD TECNOLÓGICA

De Meo ha insistido en el principio de neutralidad tecnológica, del cual "se están olvidando mucho" y ha abogado por dejar la solución en manos de los ingenieros y técnicos.

Sobre las cifras de la propia compañía, De Meo se ha mostrado optimista pese a reconocer que la nueva homologación de motores puede afectar la producción del año que viene: "El año que viene vamos a tener que organizarnos porque cambia otra vez. Podremos anticipar un poco más porque sabemos lo que ha pasado".

Sin embargo, confía en que este 2018 será el mejor resultado en ventas de la historia de Seat, así como que en 2019 van a seguir creciendo.

Para leer más