26 de mayo de 2020
2 de abril de 2008

Sequía.- Carod propone condicionar a leyes del Parlament cualquier trasvase

Anuncia que Montilla no le acompañará a Berlín el viernes, para ocuparse de la sequía

BARCELONA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, abogó hoy por que cualquier trasvase, aunque sea puntual y de emergencia como el caso del Segre, deba contar con una ley aprobada por el Parlament, en una línea similar a lo que defenderá CiU en la moción que presentará mañana en el pleno de la cámara catalana.

En una conferencia de Fórum Europa, Carod defendió que un eventual trasvase del Segre --si persiste la sequía-- sólo se realice en caso "absolutamente excepcional" y que "sólo se podría autorizar" por ley aprobada en Catalunya.

En cuanto a CiU, su moción que debatirá mañana la cámara catalana prevé que se "someta a consideración del Parlament cualquier propuesta de trasvase, ya sea estable o plural".

Carod negó hoy ningún paralelismo entre un eventual trasvase del Segre al área metropolitana de Barcelona y el del Ebro hacia otras regiones del Estado, al que se opusieron frontalmente. Insistió en que el "problema" del agua es de "máxima preocupación" para el Govern y en que éste "no es partidario de los trasvases".

Además, anunció que el presidente, José Montilla, no viajará finalmente con él a inaugurar el viernes la Delegación del Govern en Berlín, para ocuparse personalmente de la situación.

PIDE NO HACER PARTIDISMO.

El conseller republicano reprochó la actitud de la oposición al afirmar que "hay temas que en países serios no son objeto de batalla partidista y política: la seguridad, la políticas exteriores, la lengua y el agua".

Carod constató que "las empresas han hecho los deberes en cuanto a la racionalización del uso del agua", y que las inversiones en este sentido deberían ser mayores en el sector de la agricultura, que consume gran parte de los recursos hídricos de Catalunya.

Advirtió de que, si pasado el verano persiste la sequía y no se han previsto medidas como el trasvase puntual del Segre, la situación sería de "verdadera emergencia nacional".

El vicepresidente defendió como "sensato" que el Govern baraje todas las posibilidades que tiene en caso de que las reservas de agua sigan emprorando, y no espere a tomar medidas "al límite". "El problema lo tenemos desde ahora hasta la primavera", alertó, ya que será entOnces cuando entrarán en funcionamiento dos nuevas plantas desaladoras y se ampliará la de Blanes (Girona). "A partir de abril de 2009 podremos estar más tranquilos", aseguró.

Ante una situación "francamente grave", defendió "medidas excepcionales" como el trasvase del Segre, "si la excepcionalidad es evidente". "Ojalá no se tengan que aplicar nunca", deseó, tras defender que el Govern, por responsabilidad, "no puede dejar de imaginar" qué hará si los recursos hídricos se agotan.

QUE EL GOBIERNO DÉ ALTERNATIVAS.

Además, Carod instó al Gobierno central, que rechazó el trasvase del Segre, a que diga "como piensa garantizar el consumo de agua de boca de 5,5 millones de ciudadanos que pagan impuestos en el Estado".

"Si las medidas del Govern no les parecen adecuadas, somos todo oídos para ver que proponen", apostilló.