20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 13 de abril de 2014

    Los alojamientos turísticos catalanes rozarán el 80% de ocupación

    BARCELONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El sector turístico catalán encara la Semana Santa con buenas previsiones de ocupación, situadas alrededor del 80% entre Jueves Santo y Lunes de Pascua.

        Las previsiones podrían aumentar con las reservas de última hora si la climatología es favorable.

       El Gremio de Hoteles de Barcelona prevé una ocupación del 70% para toda la semana, pero espera que alcance el 80% durante los días festivos, unas cifras "prácticamente iguales" a las del año pasado, según ha explicado a Europa Press el director general de la asociación, Manel Casals.

       Los apartamentos turísticos de la ciudad estiman una ocupación del 76%, lo que supone un aumento en casi 14 puntos respecto al año pasado, según datos de la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur), que ha señalado que los principales clientes son de países nórdicos, Reino Unido y Italia.

       En Girona, la máxima ocupación se registrará en la costa, especialmente en la Costa Brava, donde para los días festivos se espera un 81% de las plazas hoteleras ocupadas, mientras que entre el lunes y el jueves la ocupación oscilará entre el 55% y el 60%, según la Federación de Hostalería de la provincia.

       En las zonas de interior de la Selva y la Garrotxa, la previsión de toda la semana es del 40% y en las zonas de montaña de la Cerdanya y el Ripollès se sitúa en el 50%.

       La mayoría de los visitantes estos días en las comarcas de Girona serán catalanes, y la asociación ha destacado que la devaluación del rublo comporta que en estas fechas las reservas de turistas rusos sean un 10% inferiores respecto al año pasado en la Costa Brava, aunque espera que la temporada acabe aproximadamente con las mismas cifras.

       En cuanto al turismo rural de Girona, las reservas para los días festivos se sitúan entorno al 90%, aunque la asociación que agrupa este tipo de alojamientos augura que las reservas de última hora harán incrementar esta cifra hasta el 95%, y ha constatado que el cliente mayoritario son las familias de Barcelona y su área metropolitana.

       En Lleida, el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida estima una buena ocupación, especialmente en las comarcas del Pirineo, situada alrededor del 80% entre jueves y lunes y entre el 35 y el 40% los días anteriores, con visitantes también mayoritariamente procedentes de Catalunya, seguida de la Comunidad Valenciana, Madrid y el sur de Francia.

       Esta semana, se presentó en Llavorsí la nueva temporada de deportes de aventura y turismo activo con previsiones optimistas gracias a las altas reservas de agua tras una buena temporada de nieve.

       Finalmente, en la Costa Daurada de Tarragona, la Asociación Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda espera poder llegar a tener los hoteles completos la noche del sábado, aunque en global se espera una ocupación ligeramente inferior al 62% del año pasado, aunque hay más hoteles abiertos, lo que supondrá un 10 o un 15% más de visitantes.

    Para leer más