29 de mayo de 2020
17 de marzo de 2008

Sucesos.- Realojan en hoteles, casas de familiares y un centro cívico 37 afectados por la explosión en La Verneda

BARCELONA, 17 Mar. (EUROPA PRESSS) -

Un total de 37 personas fueron desalojadas por la explosión de gas que tuvo lugar esta mañana en la Rambla Prim del barrio de la Verneda de Barcelona, donde a primera hora tuvo lugar una explosión de gas que provocó la muerte de tres personas, según confirmaron fuentes del Ayuntamiento de Barcelona.

Una decena de los desalojados se encuentran en un hotel de la Avenida Meridiana, mientras que el resto han sido trasladados al Centro Cívico Municipal La Palmera, del mismo barrio, y otros han sido realojados en casas de familiares.

El suceso tuvo lugar en la esquina de la Rambla de Prim con la calle Andrade sobre las 7.30 horas. Según las primeras informaciones facilitadas a Europa Press por el Ayuntamiento de Barcelona, la explosión, que no se sabe si fue de gas natural o butano, provocó un incendio en el bloque de pisos que dejó una gran columna de humo.

La concejal de Prevención, Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Assumpta Escarp, informó que 13 heridos fueron trasladados en centros hospitalarios, aunque ninguno grave, según explicó. Ocho de los heridos están en el Hospital de Sant Pau y los otros cinco en el Vall d'Hebron.

La mayoría de los heridos han sido atendidos por ataques de ansiedad e inhalación de humo, a excepción de una mujer que se encuentra ingresada en Vall d'Hebron con quemaduras de segundo grado.

Escarp informó que no se descarta que más vecinos puedan ser alojados en hoteles, ya que siguen buscando si algún vecino no ha sido informado de lo ocurrido y aseguró que a todos se les ofrecerá este servicio.

La estructura del edificio, de pilares reticulados, no ha resultado dañada y los vecinos podrán volver a sus casas cuando se conozca como ha quedado la instalación de agua y gas del inmueble. Poco antes de las 12.00 horas los trabajos se centraban en retirar los escombros y los técnicos estaban pendientes de poder acceder al edificio.