20 de octubre de 2020
17 de enero de 2020

Trabajadores sociales abogan por "preservar el entorno de seguridad" frente al maltrato infantil

BARCELONA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Col·legi de Treball Social ha reclamado este viernes en el Parlament "preservar el entorno de seguridad del niño y disminuir la victimización secundaria" en relación a la proposición de ley de medidas para la prevención y el tratamiento del maltrato infantil.

El portavoz de la entidad, David Rodríguez, ha reclamado "aplicar el principio del interés superior del menor de manera transversal a todas las políticas, no solo las de infancia".

Han apuntado que, cuando se inicia un proceso por posible maltrato infantil, se sacrifica el entorno de seguridad del menor para aislarlo del presunto maltratador y consideran que "se debe procurar no desarraigarlo de su entorno".

De hecho, Rodríguez ha pedido "concretar las estrategias, los apoyos y los recursos que se activarán para atender los casos que pueden ser acompañados desde el entorno familiar", incluyendo atención al resto de familiares y a los menores que han convivido con la criatura maltratada.

CARENCIAS EN EL ABORDAJE ACTUAL

Por lo que respecta a la victimización secundaria, la entidad plantea que el menor no tenga que reiterar el relato de maltrato y se dé certificación de veracidad y consideración de evidencia procesal a los informes técnicos derivados de las entrevistas iniciales.

Asimismo, Rodríguez ha argumentado que el interés superior del menor se debería aplicar con una mirada integral: "Se debería permeabilizar este principio en todas las políticas activas como vivienda, extranjería, pobreza energética y dependencia".

También ha reclamado una "ampliación de mirada" con otros aspectos como considerar todos los espacios donde el menor se desarrolla, no solo el ámbito educativo, y la posibilidad de incorporar a las criaturas que han sido maltratadas por adultos que no son sus padres en situaciones que no son del ámbito intrafamiliar.

"No se puede proteger a medias, se debe buscar proactivamente las situaciones de maltrato, más allá de estar atentos a señales de alerta que puedan derivar sospechas fundamentadas", ha añadido el portavoz.