26 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

La URV reduce la presencialidad de la docencia a actividades "imprescindibles"

La URV reduce la presencialidad de la docencia a actividades "imprescindibles"
La URV - URV - ARCHIVO

Instala cámaras en las aulas para grabar clases

TARRAGONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona, ante la incidencia actual de la pandemia de coronavirus en su ámbito territorial, ha decidido reducir la presencialidad de los estudiantes y trabajadores para no contribuir a su propagación.

En una resolución de la rectora, María José Figueras, se establece que la presencialidad de la docencia durante el primer cuatrimestre se restrinja a aquello que los docentes consideren "imprescindible".

La resolución detalla que todas las enseñanzas de los diferentes ciclos se tienen que impartir en la modalidad de docencia mixta, y con ese objetivo se han instalado cámaras en las aulas que permitirán grabar las clases y ser emitidas para los estudiantes que sigan la clase desde sus hogares.

Las facultades y escuelas tienen que decidir qué actividades serán presenciales en función de los requerimientos formativos y se dará prioridad al primer curso de grado y a las actividades que el curso pasado se demostraron más difíciles de hacer de forma virtual, como prácticas clínicas, prácticas de campo, laboratorios o algunas evaluaciones.

Para los estudiantes de primer curso y para asignaturas de otros cursos, se pueden hacer clases teóricas en grupos reducidos, de alrededor de 30 estudiantes, si se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros y el espacio permite ventilación.

También se pueden hacer actividades lectivas al aire libre si se mantiene la distancia de seguridad, siempre que el número de estudiantes convocados simultáneamente en el campus no supere los 300.

La resolución determina que las sesiones, tanto si son presenciales como a distancia, preferentemente se tienen que grabar y poner a disposición de los estudiantes, de forma que podrán seguirla de forma remota por temas de planificación docentes, problemas de salud o dificultades de desplazamiento.

También recomienda que durante el horario de apertura de los centros esté presente, como mínimo, un miembro del equipo decanal o de dirección para tomar las medidas adecuadas en cada momento sobre posibles afectaciones provocadas por la situación actual.

Para leer más